Difícil regreso a clases

viernes, 14 de enero de 2022 · 01:30

Altísimo riesgo

Por Macedonio Martín Hu (*)

La Secretaría de Educación Pública (SEP) publicó el Acuerdo 23-08-21 y el Comunicado 181, donde se establecieron los lineamientos para el inicio del curso escolar 2021-2022.

En Yucatán se dispuso que el retorno a las clases presenciales sería el lunes 3 de enero de 2022; la noticia fue tomada por algunos sectores de la sociedad con entusiasmo; padres de familia y tutores recibieron la noticia con preocupación por el riesgo de contagio que correrían sus hijos, ante la vertiginosa expansión del Ómicron que ya amenazaba con su llegada a México.

Aquí se podría aplicar la sentencia del viejo refrán ante un plan o un proyecto: “El hombre propone, Dios dispone y viene el diablo y lo descompone”.

Debido a las aglomeraciones sin cuidado y la falta de aplicación de los protocolos de protección en las festividades de la Navidad y el Año Nuevo, ya se esperaba un repunte de contagiados.

En este caso, no es necesario ser preclaro experto en epidemiología para reconocer la irresponsabilidad de quienes retaron al Covid-19, al realizar sus compras de fin de año en plazas comerciales abarrotadas, sin el uso del cubrebocas y sin la aplicación de otros protocolos sanitarios, lo que provocó un aumento del número de contagios en los primeros días de este primer mes de 2022.

La verdad es que se han incrementado los infectados en Yucatán, al llegar a 394 nuevos contagios de coronavirus el martes de esta semana.

La situación que priva en la entidad sobre la cantidad de infectados es preocupante; numerosos contagios se han presentado en comunidades del interior del estado, como Progreso y Valladolid, allí transitan numerosos turistas nacionales y extranjeros.

La situación tiene que alarmar a la población; por ejemplo: en los últimos días Aeroméxico ha suspendido viajes a Ciudad de México debido al contagio de sus pilotos. Sería patético un contagio masivo en alguno de los cruceros que llegan al puerto de Progreso.

Ante el peligro que se cierne sobre la población del avance imparable del Ómicron, existe la forma de prevenir el mal. Sería extremar los cuidados que ya se conocen hasta la saciedad.

Lo cierto es que la pandemia está provocando serios problemas a la salud mental, pero como lo señalan expertos en la materia, es importante mantener la calma, ser pacientes y responsables para cuidar nuestra salud y proteger a los adultos mayores, así como los menores de edad.

Los adultos mayores han recibido la segunda dosis de refuerzo; empero, se sabe que aun con las tres vacunas muchas personas se han contagiado del coronavirus.

El pánico ha llegado al estado crítico, al grado que algunas personas desean contagiarse para inmunizarse; pero los especialistas en el ramo han declarado que cada persona es diferente y sería una aberración jugar con la salud. Lo encomiable sería que la población se esmere mucho más en sus cuidados.

En el gremio magisterial se recibieron con preocupación las indicaciones de las autoridades de la Segey para la asistencia a las clases presenciales. Con la primera dosis de la vacuna que se aplicó a los maestros hace unos meses, se suponía que estaban bien protegidos contra el Covid.

Se rumora que un número respetable de trabajadores de la educación se han contagiado. Los mentores sufren un calvario cuando sienten los primeros síntomas de la enfermedad, porque les exigen la prueba, que muchas veces el trabajador tiene que pagar de su propio peculio, aun cuando el contagio lo sufren en sus centros de trabajo.

Ante el peligro del Ómicron que tiene amenazada a la población y por ende a los trabajadores de la educación, el líder de la Sección 33 del SNTE en Yucatán, profesor Ricardo Espinosa Maldonado, solicitará una prórroga de una o dos semanas para el regreso a clases de manera presencial.

Se tiene planeado que el regreso a clases presenciales del nivel de Educación Básica y Medio Superior sería el lunes 17 de enero; sin embargo, ante el aumento del número de contagios, los maestros yucatecos tienen temores, pues el Covid-19 afecta la salud y deja secuelas.

Está vigente el Protocolo Estatal de Regreso a Clases, que se instauró desde el inicio del curso escolar 2021-2022, el 30 de agosto, con el modelo voluntario. Empero, el dirigente de la Sección 33 del SNTE, en defensa de los derechos laborales de los agremiados, en reunión con los sectores educativos de la entidad, reiterará se dé una prórroga para esperar que bajen los contagios o se aumenten las medidas sanitarias.

Se rumora que en algunas escuelas no se cuenta con los elementos básicos para evitar los contagios. En este caso, “los docentes preguntarán de nuevo a los padres de familia si gustan llevar a su hijo a la escuela y ellos tomarán la decisión”. (Diario de Yucatán 12-01-2022) Óptima verdad: el regreso a clases sería un altísimo riesgo.— Mérida, Yucatán.

chilambalam945@hotmail.com

Maestro de la Universidad Pedagógica de Mérida

 

 

Otras Noticias