Editorial

José Santiago Healy: La caballada para 2024

viernes, 21 de enero de 2022 · 01:00

En la segunda mitad de cada sexenio se recuerda como una tradición política aquella puntual frase del entonces gobernador y cacique de Guerrero, Rubén Figueroa, quien sin más le dijo a Luis Echeverría:

“La caballada está flaca”. Así se expresó de manera irreverente para referirse a que no había en ese entonces aspirantes sólidos para la candidatura del PRI a la presidencia de la República.

Hoy cuando faltan prácticamente dos años para la contienda presidencial los politólogos voltean a diestra y siniestra para buscar corceles de peso y experiencia que puedan llegar al máximo cargo político del país.

A diferencia de la época de Figueroa y del sexenio pasado, cuando no se habían forjado figuras políticas del peso, en estos momentos es posible asegurar que cuando menos por el partido Morena existen aspirantes con el perfil suficiente para alcanzar el tan ansiado y disputado puesto.

Hay que reconocer que de algo le ha servido al presidente López Obrador tantos años de vagancia y actividad política por todo el país.

Tiene colocados a sus dos alfiles preferidos en cargos claves para aspirar a la candidatura presidencial: Marcelo Ebrard en Relaciones Exteriores y Claudia Sheinbaum en la gubernatura de Ciudad de México. Ambos se proyectan día tras día de tal manera que gozan de presencia y aceptación en las encuestas nacionales.

Extraña que a ambos nos les haya afectado de manera más contundente el fatal accidente de la Línea 12 del Metro, que en otros tiempos podría haber significado la renuncia a sus cargos y el fin de sus aspiraciones políticas. De alguna manera los protegió el régimen.

Pero en un segundo plan, casi a manera de “tapados” de López Obrador, comienzan a surgir otras figuras destacadas. El inquilino de Palacio Nacional no desea casarse con sus más queridos —Ebrard y Sheinbaum— por lo que desde hace tiempo comenzó a abrir la baraja.

Adán Augusto López Hernández, de 58 años de edad, es uno de los nuevos contendientes, es abogado con maestría en ciencias políticas y cuenta con una sólida carrera política en los ámbitos regional y nacional: ha sido diputado local, diputado federal, senador, gobernador de Tabasco y secretario de Gobernación desde agosto de 2021.

Su principal defecto es ser de Tabasco, es decir paisano de AMLO, lo que podría ser visto como una imposición en caso de llegar a la candidatura de Morena. Sin embargo, no es ninguna novedad en México que se repitan presidentes del mismo estado como ocurrió en los tiempos del grupo Sonora y más tarde con el grupo Veracruz.

Otra interesante opción que puede concretarse, si las circunstancias se complican al interior de Morena, sería echar mano de un gobernador en funciones, varios de ellos tienen trayectoria política suficiente como Rutilio Escandón Cadenas, de Chiapas, y Alfonso Durazo Montaño, de Sonora. Solo habrá que ver si las simpatías les alcanzan.

La tercera opción será apuntar a otro miembro del gabinete que logre destacar a lo largo de 2022 y 2023. Tatiana Clouthier Carrillo posee apellido de abolengo y cierta experiencia en el sector público; también la secretaria de Educación, Delfina Gómez Álvarez, aunque su situación política es más compleja.

En resumen, la caballada no está flaca en Morena, a pesar de que López Obrador ha sido una figura omnipresente que no deja brillar abiertamente a sus colaboradores; por el contrario a cada rato los desmiente y los regaña en público.

En un futuro artículo hablaremos de los partidos de oposición, donde más que enjuta, la caballada está dispersa, desorganizada y al parecer sin un plan de acción bien definido.

Si un aspirante de la oposición quiere derrotar a Morena en 2024, tendrá que salir muy pronto al ruedo e iniciar una precampaña política organizada y efectiva, tal como lo hicieron en su momento Vicente Fox y el mismo López Obrador.

Noticia, noticia…

Con una aprobación del 42 por ciento llegó el presidente Joe Biden al primer año de su gobierno, lo que representa una caída dramática de su imagen y popularidad. Biden se observa ausente y distante de muchos de los problemas más importantes de Estados Unidos y para colmo el ex mandatario Donald Trump recién inició sus mítines políticos con la intención de promover el triunfo republicano en las elecciones del Congreso en noviembre.— Hermosillo, Sonora.

jhealy1957@gmail.com

Periodista

 

Otras Noticias