Acento de mujer

Lourdes Casares de Félix: Los ciberagresores

Se pide castigo para los culpables y es lo correcto. Sin embargo, hay que analizar la raíz de este tipo de conductas y evitar que esta violencia continúe o se repita. ¿Por qué estos chicos tratan a sus compañeras como si fueran objetos de placer y diversión?
jueves, 27 de enero de 2022 · 01:30

Escandalosa e indignante ha resultado la noticia de un grupo de chat en la aplicación de mensajería Telegram de nombre “Zorritas de la UAM” con 1,280 integrantes hombres de varias universidades de Mérida.

En ese espacio, los estudiantes compartían fotos y videos de contenido íntimo de compañeras, novias y exnovias. Los ciberagresores de ese grupo habrían compartido 3 mil 264 fotografías y 421 vídeos que incluyen la identidad, datos personales, material de carácter sexual y conversaciones de mujeres estudiantes, sin su consentimiento.

Este es un delito que se tipificó con la Ley Olimpia. La Fiscalía General del Estado (FGE) inició de oficio una investigación y la Policía Cibernética también indaga el caso.

Se pide castigo para los culpables y es lo correcto. Sin embargo, hay que analizar la raíz de este tipo de conductas y evitar que esta violencia continúe o se repita. ¿Por qué estos chicos tratan a sus compañeras como si fueran objetos de placer y diversión?

¿Por qué la insensibilidad y falta de empatía ante lo que ellas pudieran sentir al verse expuestas y ser tratadas de esa forma? ¿Qué los motiva a agremiarse y convertirse en “players” (hombres que juegan con las mujeres y sus sentimientos)?

Es un reto educar en este tiempo de redes sociales en las que se filtra tanta información y se facilita el anonimato y clandestinidad. Pero ante este comportamiento hay que reconocer que, tanto en los hogares como en las escuelas, prevalece una educación sexista con expresiones y términos que incitan al machismo y que es la raíz de este tipo de conductas.

Es importante identificar las actitudes discriminatorias contra las mujeres que pasan inadvertidas tanto en mujeres como en hombres, y comenzar a cambiarlas. En este caso del chat no faltó quien culpe a las chicas por tomarse fotos íntimas y haberlas enviado al novio.

Sí es importante advertir sobre el riesgo que conlleva esta acción y no dejarse presionar por la insistencia del chico que solicita las imágenes. Lo que debe quedar claro es que los integrantes de la red son los que cometieron el delito y las víctimas son ellas.

En el machismo hay una constante necesidad de probar la hombría a través de: la fertilidad, actividad sexual, fuerza física y conductas de riesgo, entre otras. Hay que cambiar determinados elementos de la masculinidad tradicional por una masculinidad sana y positiva que favorezca el respeto.

¿Cómo educar en la igualdad y fomentar el respeto y valor de las mujeres? No celebres piropos y bromas sexuales inapropiadas, reparte por igual las tareas domésticas sin distinción de sexo. Enseña que las niñas son fuertes, capaces y merecen el mismo respeto que los niños. Asegúrate de elogiar su inteligencia, fortaleza, capacidad de liderazgo, habilidades físicas y no te centres en la apariencia.

Permite que los niños expresen sus emociones sin burlas. Con pequeñas acciones podemos educar en la igualdad y el respeto e ir eliminando la violencia contra las mujeres.— León, Guanajuato.

Correo: acentodemujer@hotmail.com

*) Escritora y activista

 

Otras Noticias