Desvíos

Marcelo Pérez Rodríguez: “Ivonne del Sur”

jueves, 3 de febrero de 2022 · 01:15

El sobrenombre de la “Ivonne del Sur” lo adquirió del nombre de la ahora exgobernadora Ivonne Ortega Pacheco, porque ambas eran acusadas de desvíos, nepotismo, opacidad en el rendimiento de cuentas, autoritarismo y demás irregularidades.

Ante este paralelismo de anomalías administrativas, la exalcaldesa de Tekax recibió el apodo por la jerarquía de la gobernadora en ese momento. Por tanto, la señora Carmen Navarrete Navarro es conocida con ese apelativo.

Es lamentable que la justicia sea lenta para los funcionarios, alcaldes, gobernantes y políticos en general cuando surgen denuncias en su contra por abusos, desvíos de dinero y corrupción generalizada.

Además, las leyes son nobles y flexibles para esos malos funcionarios y gobernantes, pues muchos no son investigados a fondo, ni son enjuiciados penalmente, se les da la oportunidad de devolver poco a poco parte del dinero y, al final, nadie pisa la cárcel.

¿Cuántos alcaldes y gobernadores son acusados durante y después de su gestión de abusos? Son muchos, pero lamentablemente no hay continuidad, ni profundidad en las investigaciones, es más fácil poner cortinas de humo para enfriar toda investigación y apostarle al olvido.

A pesar de las evidencias de triangulaciones de dinero con empresas fantasmas para disfrazar pagos de programas federales, de obras dadas como terminadas, costos elevados para desviar a los bolsillos parte de ese presupuesto y demás erosiones ilícitas al dinero público, solamente se dan a conocer, se habla de que se investiga, que habrá denuncias penales, incluso órdenes de aprehensión, pero al final no pasa nada.

El borrón y cuenta nueva y la falta de castigos ejemplares para estos depredadores del erario han provocado que la corrupción avance y que esos personajes sigan dentro de la política y se rían de las leyes y los ciudadanos.

En 2018 la Auditoría Superior de la Federación presentó tres denuncias penales contra la “Ivonne del Sur” ante la Fiscalía General de la República, pero en vez de actuar y, ante las pruebas contundentes, girar la orden de aprehensión, no pasó nada y, el colmo, la exalcaldesa dejó atrás al PRI y buscó cobijo como candidata a una diputación federal por la coalición Morena-PVEM-Partido del Trabajo, y ganó.

Es increíble lo que las leyes y la política hacen al cobijar doblemente a esos malos funcionarios, además de no ser castigados, son premiados con candidaturas y otros puestos políticos, cuando debieran ser sancionados severamente e inhabilitados políticamente para que no sigan dañando el presupuesto público.

Ahora, la FGR está investigando las denuncias de la ASF en contra de la exalcaldesa de Tekax, hoy diputada federal, por la emisión de facturas de empresas fantasmas para disfrazar pagos de programas federales destinados al campo, amén de otros delitos.

Se presume que ante estas irregularidades cometidas la Fiscalía turnaría el caso a un juzgado penal, incluso que solicitaría la orden de aprehensión por el mal uso del dinero de esos programas federales.

Hay muchas irregularidades en contratos adjudicados por la exalcaldesa durante su administración y mucho dinero extraviado, desviado a los bolsos personales.

Es tiempo de aplicar las leyes y hacer justicia. No es posible que las autoridades sigan solapando tantos abusos y desvíos millonarios sin que los involucrados reciban castigo y se les evite continuar en puestos públicos.

marpero53@yahoo.com.mx

Profesor

Otras Noticias