El estanque de los cocodrilos

Jesús Retana Vivanco: Detrás del anuncio

Al terminar el spot, el cliente en lugar de hacer un reclamo, se atacó de risa…
lunes, 4 de abril de 2022 · 01:00

Detrás del anuncio. Hay muchas cosas que se pueden contar detrás de un anuncio, sea de prensa, de televisión o de radio, en general  de todo lo que normalmente se exhibe para vender algún producto.

Me acordé del tema viendo un documental de una manada de elefantes que tienen que sobrevivir a una terrible sequía en las llanuras africanas.

El triciclo y el elefante

¿Por qué salió lo del elefante y los anuncios?

Hace algunos años filmamos un comercial de triciclos Apache, una marca icónica en vehículos infantiles que formó parte de mis primeros clientes y a petición de los dueños se hizo una encuesta para ver si había recordación de marca después de correr la campaña navideña que bautizamos con el nombre de Elefante, y… ¡¡hoooooo!! sorpresa, 8 de cada 10 papás encuestados con hijos pequeños recordaban la marca y el comercial, cuya toma final era precisamente la de un elefante posando su pata delantera sobre el triciclo para recordar que duraban toda la vida.

Se contrató un elefante amaestrado del circo Atayde Hermanos; fue terrible, porque el elefante a pesar de que el entrenador le indicaba que lo hiciera suavemente, aplastó los seis triciclos que llevábamos, por lo que decidí hacer el corte justo antes de que la pata tocara el triciclo.

Filmar un comercial de colchones a veces no resulta tan descansado y placentero como podría parecer, sobre todo cuando una pila de colchones parados le cae al modelo que los está anunciando. Al levantar por lo menos cuatro de ellos, ya no movía el brazo producto del enorme peso que le cayó encima, lo que al final resultó en un esguince de hombro y la parcial cancelación del comercial hasta conseguir otro modelo.

Fotografía atrevida

Creo que mucha gente de mi edad que vio por lo menos algo de televisión, debe recordar el programa El Club del Hogar que permaneció al aire durante 35 años (todo un récord desde 1951 hasta 1986) con Daniel Pérez Alcaraz y Madaleno. Mi encuentro en persona con el Sr. Alcaraz fue un día muy temprano en la carretera Picacho Ajusco, estábamos tomando unas fotos para una marca de amortiguadores y filtros de aceite que ilustrara el calendario que hacíamos cada año y que tenía mucha aceptación en los talleres mecánicos.

Ya se imaginarán, una exuberante modelo inclinada sobre el motor, como si lo estuviera componiendo cuya única vestimenta era su diminuta tanga.

Debíamos tomar la foto muy rápido por lo obvio del tema y el semi desnudo de la modelo.  Dos personas del staff con walkie talkies nos avisaban del acercamiento de los coches en ambos sentidos a unos 300 metros de donde hacíamos la toma. Lo único que alcancé a escuchar en el walkie talkie fue: “Va muy rápido”, cuando de repente pasa un coche MG clásico convertible que vio toda la escena de la foto y luego… el enfrenón (mete reversa); era el señor Daniel Pérez Alcaraz con su inseparable gorra inglesa. Después de darle un vistazo rápido a la modelo y decirle que se resguardara porque venían más coches, nos sugirió otro lugar donde podríamos tomar con más calma la foto. Antes de irse me entrega una tarjeta porque le dije que su coche estaba sensacional.

–Ahí te espero por si quieres comprar un clásico, ah y me llevas un calendario. Era propietario de uno de los pocos lotes de autos antiguos deportivos que había en ese entonces.

Impreso el calendario, se lo llevé. No olvido sus palabras: “Me gustaría ponerlo en la sala de exhibición, es más impactante que ese Mustang ¿no crees?”.

Hombre amable, de amena plática, con un refinado buen humor.

El niño dentro del refrigerador

Hacer comerciales con niños siempre es complicado si no tienen una dirección adecuada.

La filmación a punto de dar inicio de uno de los tres comerciales mensuales para nuestro cliente Tiendas Singer, y no encontrábamos al niño protagonista del comercial.  

Una locación en la tienda, todo listo y el niño Christopher Uckermann, quien años más tarde fue integrante del exitoso grupo RBD y actor de telenovela, no aparecía; su mamá preocupada comentaba que era muy travieso (tenía ocho años) hasta que escuchamos un… “aquí estoy” dentro de un refrigerador donde el niño se había metido. Fue tan original, que el cliente decidió hacer una escena con el niño saliendo del refrigerador.

En radio, lo más divertido era trabajar con Jorge Arvizu (El Tata) extraordinario actor de doblaje y actor cómico. Cuando terminaba los comerciales de radio que nos grababa, siempre nos hacía una versión cómica; modificaba el texto a su estilo para hacerlo chistoso incluyendo algunas malas palabras dichas con la gracia que le caracterizaba.

Llevamos la grabadora para que el cliente escuchara su spot de radio (un distribuidor Ford). Por desgracia nos equivocamos de casete y le pusimos al que le llamábamos versión censura. Al terminar el spot, el cliente en lugar de hacer un reclamo se atacó de risa. Cambiamos el casete, le pedimos disculpas y le mostramos el bueno.

Finalmente nos comentó que era una lástima no poder transmitir la versión censura.  

A veces hay risas, a veces hay estrés de todo lo que sucede… detrás del anuncio.— Mérida, Yucatán, 4 de abril de 2022  Twitter: @ydesdelabarrera 

Otros textos del autor

 

Otras Noticias