Editorial

Fernando Ojeda Llanes: El entorno en que viven las empresas

lunes, 23 de mayo de 2022 · 00:11

Fernando Ojeda Llanes (*)

De acuerdo con el diccionario, entorno es un conjunto de circunstancias o factores sociales, culturales, morales, económicos, profesionales, etc. que rodean una cosa o a una persona, colectividad o época e influyen en su estado o desarrollo.

Estamos viviendo en un mundo con muchos eventos, algunos muy trágicos como la guerra en Ucrania que afecta en formal global a toda la humanidad, esto hace que se inicie un ciclo de escasez de determinados productos alimenticios y materias primas, trayendo como consecuencia alza en los precios y en países muy pobres, hambre.

Indudable que afecta a las empresas en una forma global haciendo que haya más complicaciones. Surgen problemas de salud en diferentes países y nos hace recordar la terrible pandemia que todos sufrimos durante más de dos años y parece que rebrota con variantes desconocidas que afectan hasta a los animales.

Las empresas que generan empleo y riqueza para la sociedad no están exentas.

Todas las empresas, tanto comerciales, industriales o de servicio, se constituyen para generar empleos, otorgar bienes y servicios a la comunidad y obtener ganancias. Para lograr estos objetivos se requiere que inviertan capital, operar y correr riesgos.

Los riesgos que corre la empresa son varios, los operativos son aquellos que tienen que ver con su administración, operación y producción. Los financieros, los que se relacionan con su flujo de efectivo, otros son controlables pero viven rodeadas de un entorno que se denomina exógeno que no pueden controlar, solo percibirlo y administrarlo, pero alguno de estos puede afectar en forma relevante su operación que tendrían que hacer cambios importantes y en ocasiones tener que cerrar.

Citaré un entorno básico que puede afectar a los negocios: económico, fiscal, legal y político.

El entorno económico se relaciona con la macroeconomía y el aspecto más importante que afecta a toda empresa mexicana en estos momentos es la alta inflación rondando cerca del ocho por ciento anual, esto ha traído una escalada de precios que puede llevar a un proceso de alza continua encadenando. Los altos precios en productos y mano de obra como sucedió en el pasado.

Las altas tasas de interés para restar liquidez al mercado detienen proyectos de desarrollo por el alto costo del financiamiento. La falta de crecimiento de la economía hace disminuir la demanda.

Con este entorno, los negocios se enfrentan a un problema de oferta y demanda y tienen el reto de administrar sus precios de venta y ser eficientes en su operación.

Otro elemento que sufren por la inflación es la rotación de personal, los trabajadores operativos ante el alza de precios de su consumo primordial cambian de lugar de trabajo buscando mayores salarios y prestaciones o se van a la economía informal por mejores oportunidades.

El entorno fiscal afecta el flujo de efectivo por tener que hacer altos pagos provisionales de impuesto sobre la renta y la disminución de deducciones fiscales. Las que están en tasa cero y pagan el IVA por sus gastos o compras, que el fisco tiene la obligación de devolverlo, se acumulan grandes cantidades de dinero por retrasos en la devolución por parte del SAT, restando grandes importes a su flujo de efectivo que limitan sus operaciones.

Asuntos legales

Por parte del entorno legal, las diferentes legislaciones envuelven a la empresa en situaciones de afrentarse a demandas de todo tipo, por ejemplo las de tipo laboral de que si no se llega a un acuerdo rápido con el respectivo trabajador se lleva mucho tiempo en el litigio con costos relevantes para las compañías.

En la actualidad tener que resolver los asuntos sindicales que tendrán supervisión por parte de las autoridades. El uso de suelo para efectuar inversiones inmobiliarias, limita el avance económico.

En cuanto al entorno político, las empresas no demuestran confianza a las autoridades gubernamentales y viven con incertidumbre en cuanto a si continúan invirtiendo o no en el país, se detienen proyectos importantes ante las decisiones continuas que toman los funcionarios públicos, se vive un entorno incierto de división en el país entre diferentes sectores.

Este entorno hace que el sector empresarial viva con pendientes por probables cambios súbitos en la legislación de cualquier tipo, un aspecto importante es la falta de seguridad en el país y como ejemplo es los robos y asaltos en las carreteras que traen serias consecuencias a las actividades de distribución.

He mencionado en forma enunciativa los diferentes fenómenos que se derivan del entorno que afectan a las empresas, existen otros tales como los fenómenos climáticos y ambientales tales como la próxima temporada de ciclones.

Las finanzas empresariales se afectan en forma relevante ante estos sucesos, es por tanto importante que entren a una dinámica de administración de riesgos y es más: la batalla de precios está candente por la alta inflación.— Mérida, Yucatán.

ferojeda@prodigy.net.mx.

Doctor en investigación científica. Consultor de empresas.

 

Otras Noticias