Política y gobierno

Plaza Grande: Julián Zacarías teje su red de apoyo para 2024

Nos comentan que... el alcalde progreseño ya habría externado su interés por la gubernatura en Yucatán, pero llama la atención a quién eligió de aliados para dicha empresa.
jueves, 5 de mayo de 2022 · 05:30

Julián Zacarías, con intenciones claras

Con los tiempos políticos adelantados, ahora nada parece sorprender al llamado círculo rojo. Por eso no se ve extraño que el alcalde de Progreso, Julián Zacarías Curi, esté realizando movimientos tendientes a buscar apoyo en otros municipios nada menos que para reforzar sus aspiraciones a la candidatura del PAN al gobierno del Estado.

Lo que sería extraño, nos dicen los observadores, es que prosperen esas aspiraciones. Por lo pronto se sabe que el presidente municipal progreseño ya se puso en contacto con panistas que tienen liderazgo en el interior del Estado para solicitarles respaldo, con el argumento de que ya externó su interés al gobernador Mauricio Vila Dosal y a los presidentes nacional y estatal del PAN, Marko Cortés Mendoza y Asís Cano Cetina, respectivamente.

Algo que llama la atención es que uno de sus operadores, según nos comentan, es el director técnico y de Planeación del Colegio de Bachilleres de Yucatán (Cobay), Juan Bernardo Chuil Llanes. ¿Por qué llama la atención? Porque el jefe de sector de Chuil Llanes es Roger Torres Peniche, secretario de Desarrollo Social del Estado.

Incluso, ha trascendido que el equipo del alcalde Renán Barrera Concha ya planteó una queja por ese tema en la mesa de negociaciones políticas del PAN con miras a 2024. ¿Será un ardid de Roger Torres o Chuil Llanes está operando como el llanero solitario?

"Cuenteado" informe: érase una vez... una intoxicación


Como secreto de estado quedó la intoxicación que sufrió el embajador británico Jon Benjamín, presuntamente en un restaurante de Paseo de Montejo, durante su visita no oficial a Yucatán durante la Semana Santa. El diplomático publicó en sus redes sociales el sábado 16 de abril, como informamos, que comió con su familia en un restaurante de Paseo de Montejo y sufrió una grave intoxicación que lo mantuvo en un hospital de Ciudad de México, incluso, informó que dio todos los datos a la secretaria de Fomento Turístico, Michelle Fridman Hirsch, quien en un acto de cortesía le escribió para lamentar el incidente y le ofreció tomar las medidas adecuadas.

Pues resulta que “Mich”, como le llama el gobernador a la titular de la Sefotur, tampoco quiso informar del caso del embajador.

“Ahorita no es el momento de hablar del caso, me están esperando en la oficina. Me tendría que quedar contigo, pero si quieres platícalo con Blanca (su vocera) y le damos seguimiento a las dudas que tengas”, respondió sin detener el paso cuando se le pidió una entrevista sobre el desenlace de la enfermedad del diplomático inglés.

¡Cuéntame!, pidió Blanca, pero seguramente el “cuenteado” será el reportero. Ni porque fue el Día Mundial de la Libertad de Prensa rompió la titular de Sefotur su férrea barrera con los medios de comunicación, en especial con el Diario.

Se le agotó el lado amable al gobernador


El gobernador Mauricio Vila Dosal también tuvo un momento de tensión durante la inauguración del vuelo Guatemala-Mérida-Guatemala el 29 de abril pasado en el aeropuerto local, porque tres reporteros locales intentaron una entrevista “de banqueta” después de la ceremonia inaugural del vuelo internacional a Centroamérica, pero no lograron su objetivo por la buena estrategia de seguridad que dispuso el equipo de logística y protección del jefe del Ejecutivo estatal.

Como una guerra de estrategias, los reporteros de portales de noticias que quisieron entrevistar a Vila Dosal se ubicaron en lugares donde sabían saldría el gobernador después del evento, pero también el equipo de seguridad planeó un “escape limpio” del gobernador, porque puso una primera barrera con su equipo de comunicación social y luego otra con la de logística y protocolo.

Así, el equipo de seguridad solo protegió al gobernador, quien con rapidez y sin voltear a ver a los reporteros que le gritaban sus preguntas salió al patio de plataformas donde estaba su camioneta. “Gobernador, ¿se está apoderando del Poder Judicial? ¿Por qué nos ignora? ¿Por qué no nos responde gobernador?”, fueron los reclamos en voz alta que quedaron en el aire.

Dicen en el gobierno que esta acción no es contra los periodistas, pero es un hecho que el gobernador le ha bajado a su lado amable y cortés con los medios porque ya no da entrevistas ni conferencias de prensas con regularidad.

Falló de logística


Donde sí falló la logística del gobierno estatal, lo más probable es que del equipo de la Secretaría de Fomento Turístico, fue en la recepción de los viajeros que llegaron en el primer avión de la aerolínea TAG que aterrizó en el aeropuerto de Mérida, porque no entregaron las bolsas azul marino con el nombre “Yucatán” que contenían souvenirs locales para ellos.

Cuando alguien se acordó de las bolsas, dos jóvenes tomaron un lote de ellas y corrieron hacia el pasillo donde salieron los pasajeros que vinieron de Guatemala, pero la mayoría se había ido. Apiladas quedaron las decenas de bolsas detrás de un mostrador de la sala de espera donde fue la ceremonia inaugural. Y aunque hubo muchos invitados del sector empresarial turístico, tampoco les tocaron regalos, la Sefotur prefirió devolver las bolsas a sus oficinas.

Sangre joven y viejas mañas


La inauguración del vuelo Guatemala-Mérida-Guatemala también dejó evidencias de que la secretaria de Fomento Turístico y el gobernador Mauricio Vila Dosal tienen una distancia con el presidente del Consejo Empresarial Turístico (Cetur), Jorge Carrillo Sáenz, porque, aunque es su ramo y representa al sector privado de la industria turística, no fue invitado al evento, como ha ocurrido en muchos otros del sector, al parecer porque es crítico cuando considera que las decisiones de las autoridades no son correctas.

El veto al líder empresarial hace recordar la actual política del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien acosa y ataca a quienes no están de acuerdo con sus declaraciones y actos de gobierno, y también al fallecido gobernador priista Víctor Cervera Pacheco, quien “congelaba” a quien consideraba su enemigo político.

 

***


Diversos comentarios generó el anuncio que hizo en redes en días pasados Rogerio Castro Vázquez, secretario general del Infonavit, sobre la incorporación a su equipo de trabajo del exalcalde priista de Umán Enrique Castillo Ruz.

"Damos la bienvenida al Infonavit a un paisano más, a Enrique Castillo Ruz, quien representará al gobierno en la Comisión de Inconformidades", escribió en su cuenta Castro Vázquez, quien también enumeró varios de los puestos que ha ocupado el polémico, cuestionado político umanense (alcalde, diputado federal y local, además de titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Yucatán); solo le faltó añadir que lo hizo estando en las filas del PRI.

Lo que sí precisó es que "ya es tiempo de construir alianzas y construir acuerdos con quienes coinciden con nuestra lucha, que es a favor de las y los trabajadores de México". Algunos comentarios apuntan a que esas maniobras y pronunciamientos obedecen a que Castro Vázquez está preparando el terreno para una posible candidatura en 2024 en Yucatán y que si no le alcanza con la militancia morenista, lo hará con priistas o expriistas.

A ello obedecería también la "limpia" emprendida en varias delegaciones del gobierno federal para colocar a incondicionales que lo ayudarán con ese fin.  Así que los llamados fundadores de Morena en Yucatán no están nada contentos con ese tipo de estrategia y seguirán denunciando la “arribazón” de funcionarios de otros partidos a la agrupación guinda, aunque no les hagan caso.

Morena en Yucatán cumple con la austeridad


En otro asunto relacionado con Morena, no menos polémico, allegados a esa agrupación se preguntan: ¿dónde se están quedando las prerrogativas morenistas que deberían llegar a Yucatán? En su momento, Mario Mex, presidente del partido en el estado, reconoció que a la dirigencia estatal no le estaban entregando los recursos que le corresponden, por lo que había puesto en marcha estrategias alternas para sufragar los gastos más elementales.

Al parecer esas prerrogativas se van directamente desde la dirigencia nacional al senador morenista Ovidio Peralta Suárez, pero no hay una voz que demande vigilancia o una auditoría por el uso de esos recursos que por ley corresponden a ese partido en el estado. De esta manera, los directivos morenistas en Yucatán sí están viviendo la austeridad que pregona AMLO, pero porque no les queda de otra.

Dime con quién andas...

El refrán “dime con quién andas y te diré… ” resonó ayer en relación con la controversia por el ecocidio en la construcción del tren maya y los daños ocasionados por el grupo Xcaret en el parque temático Xibalbá.

Resulta que en una reunión por los trabajos del tren maya realizada en Mérida, en conocido hotel de Paseo de Montejo, encabezada por Javier May Rodríguez, titular Nacional del Fonatur, no pasó inadvertida la estrecha relación que el funcionario sostiene con Daniel Chávez Morán, supervisor vitalicio y fundador de los complejos Vidanta, competencia de Grupo Xcaret.

En las sesiones de trabajo, la camaradería se hizo presente en más de una ocasión entre ambos, lo que llevó a algunos asistentes a preguntarse si esta “amistad” es la verdadera causa del desastre para el parque Xibalbá.

 

Más de

Otras Noticias