Reflexiones de vida

Gabriela Soberanis: El poder del pensamiento

viernes, 6 de mayo de 2022 · 01:30

La autenticidad empieza en los pensamientos. Todos deseamos ser auténticos y, debido a esto, diseñamos nuestra forma de vestir, caminar, comer, y todo lo relacionado con el individuo. Pero ser auténtico no es ser diferente, sino ser profundo. Deja que el pensamiento sea algo más que una onda cerebral, que tenga vida, que cree y construya un lugar mejor para vivir —Anónimo

A excepción de los seres humanos, todas las demás criaturas del mundo son guiadas por el instinto. Es decir, actúan sin consciencia, de forma indeliberada. Nosotros, en cambio, hemos sido dotados de libre albedrío, de la capacidad de tomar decisiones y, por tanto, tenemos la capacidad de co-crear nuestra realidad.

A pesar de que los pensamientos tienen un gran poder sobre nuestra salud, nuestras emociones y nuestras acciones, hemos desestimado su importancia. La realidad es que nuestros pensamientos afectan nuestra vida en todas sus facetas, la forma en que percibimos nuestra realidad y cómo respondemos a las cosas que nos rodean.

Hemos vivido creyendo que los pensamientos simplemente aparecen en nuestra mente, y no hay nada que podamos hacer al respecto. Muchos de nosotros nunca hemos tenido un control consciente sobre las cosas que pensamos, no aprendimos a identificar el tipo de pensamientos que llegan a nosotros, ni a elegirlos. Siendo así, actuamos de forma automática, en vez de hacerlo de forma consciente y reflexiva. En consecuencia, concluimos que nuestras experiencias entran en nuestra vida por una razón inexplicable.

Todos los días optamos por pensamientos que nos conducen a sentimientos, y estos sentimientos a acciones, dando como resultado una realidad conformada por personas y circunstancias específicas. Para algunos, esos pensamientos los llevarán a extraordinarias recompensas y experiencias, pero para muchos, sus ideas, creencias y acciones los llevarán a repetidos fracasos y dificultades.

Lo que muchos ignoramos es que tendemos a crear una relación con nuestros pensamientos como si fuesen la única verdad respecto a cualquier situación o persona. Esto es justamente lo que les da poder, porque nos impide considerar otros puntos vista o posibilidades.

No nos damos cuenta de la conexión entre el pensamiento-vibración y el efecto que tiene sobre nosotros y sobre nuestras decisiones. Los pensamientos son energía y la energía se materializa.

La vida que tenemos no es más que un reflejo de nuestra mente.

Por eso es importante conocer nuestros hábitos mentales, ser conscientes de los pensamientos que albergamos y qué tipo de creencias hay detrás de ellos, pues cada pensamiento produce forma en algún nivel. Esto es un simple hecho físico comprobable con la física cuántica. Solo porque algunos de nuestros pensamientos estén “fallados” —y si eres un ser humano, entonces tienes pensamientos así— eso no los convierte en débiles o inefectivos. Siempre tienen poder. Es posible que sean débiles e inefectivos para crear una vida que te agrade, pero nunca serán débiles e inefectivos per se.

Para aquellos que no comprenden los recursos de la mente, éstas parecerán afirmaciones irracionales y hasta inverosímiles; pero la ciencia prueba, sin dejar lugar a duda, que en la mente de todos los seres humanos hay dimensiones incomprensibles y misteriosas de una riqueza ilimitada. Es nuestra responsabilidad explorar esas dimensiones y poner de relieve esa riqueza. Solo así podremos construir una vida satisfactoria y plena.— Mérida, Yucatán.

gabrielasoberanismadrid@gmail.com

Consultor empresarial, Coach Profesional y Escritora

 

Otras Noticias