Derecho para todos

Rubén Osorio Paredes: Vías ante la retención del menor

miércoles, 29 de junio de 2022 · 01:30

Ana y Juan después de algunos años de matrimonio han procreado dos hijos, ambos menores de edad.

Un día Juan decide marcharse de la casa y llevarse a sus hijos consigo.

Ana desesperada le suplica a Juan se los devuelva.

Él a través de chantajes le condiciona regresar a los niños a cambio de que ella firme unas bases de divorcio totalmente desfavorable para ella. ¿Cuál es el camino que le queda a Ana? ¿Usted que haría en su lugar?

Para encontrar la solución partamos de 2 supuestos:

1.- Cuando estando casados aún y el papá se lleva a los hijos.

En este supuesto, lo cierto es que ambos progenitores tienen la custodia de los menores (derecho a la tenencia material del menor). Por lo tanto, si tu esposo se lleva a tus hijos sin tu consentimiento debes inmediatamente promover ante el juez de lo familiar un juicio a fin de que se decrete la custodia únicamente a tu favor, explicando las circunstancias de tu caso, solicitando se le notifique al padre del proceso iniciado y comprobando que la persona más apta para cuidar a los infantes eres tú y sobre todo.

Si el juez decreta la custodia a tu favor, en consecuencia ya puedes solicitar que dicha autoridad le ordene al padre la restitución del menor llegando incluso a auxiliarse de la policía para acudir al domicilio del padre y recuperar al niño.

2.- Ya están divorciados, la custodia de tus hijos se te quedó a ti y el padre un día se los llevó sin tu consentimiento.

Ya estando divorciados, se ha decretado la pensión alimenticia para los menores, la custodia de los mismos para la madre y los días y horas de visita a los que el padre tendrá derecho. Sin embargo un día, luego de la visita del padre a sus hijos, éste simplemente decide no devolverlos.

En este caso la ley es muy clara al respecto, ya que al familiar que sin orden de la autoridad o del progenitor que tenga la custodia retenga a un menor de edad contra su voluntad comete el delito de sustracción de menores y se hace acreedor a una pena que va de tres meses a seis años de prisión.

En este caso puedes iniciar de inmediato un procedimiento de índole penal ante la fiscalía a fin de recuperar a tus hijos. Si no sabes el paradero de ellos se solicita a los agentes ministeriales iniciar su búsqueda girando oficios de búsqueda y colaboración a las autoridades correspondientes en otros estados del país e incluso fuera del país.

Si bien es cierto que ser padre (padre o madre, claro) es una de las tareas más difíciles en la vida, quien decide asumir ese rol debe hacerlo con mucha responsabilidad, sin duda los hijos no deben ser bajo ninguna circunstancia moneda de cambio en ninguna disputa conyugal. Por el contrario al ser los más indefensos en estos casos, las acciones de los progenitores en cualquier disputa deben de ser siempre anteponiendo el interés superior de sus propios hijos.—Mérida, Yucatán Consulta ésta y mucho más información en el Facebook Derecho Para Todos. ¡Hasta la próxima!

 

juridicofacil@hotmail.com

Derecho para todos

Doctor en Derecho, titular del Despacho Rubén Osorio & Asociados

Otras Noticias