Editorial

Mario Maldonado Espinosa: Medidas urgentes por el planeta

miércoles, 8 de junio de 2022 · 01:30

Urgen medidas afirmativas a favor del planeta, el mayor depredador de la tierra es el ser humano, de allí que los cambios tienen que comenzar desde las personas y que mejor que estos sean desde la infancia.

Recientemente en el Congreso del Estado se han adoptado medidas para contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, como plan de acción tomado a nivel internacional por diversos países del mundo.

Vemos muy acertado que tomando como referencia el objetivo número trece de la agenda en cuestión, denominado “acción por el clima”, la diputada Dafne López Osorio haya presentado una iniciativa en materia de medio ambiente y el cambio climático que hoy día está afectando severamente, ocupando un lugar importante dentro de los problemas que inquietan a la humanidad, por lo que se ha convertido en uno de los grandes retos que enfrentan todas las naciones, ya que se podrían causar daños irreparables en la calidad de vida de la población, en especial en las niñas, niños y adolescentes.

Pendientes

Si bien se han implementado acciones y programas, todavía tenemos mucho que aprender sobre cómo prevenir y mitigar los efectos del cambio climático. Al respecto, la Convención sobre los Derechos del Niño, adoptada por la Asamblea General de la ONU en 1989 y ratificada hasta la fecha por 193 países, junto con la declaración “Un Mundo Apropiado para los Niños” (WFFC por sus siglas en inglés), mandan la protección y preservación del derecho de cada niño a un medio ambiente seguro y saludable.

Un ejemplo de los efectos del cambio climático es la presencia de un mayor número de desastres naturales, trayendo consigo un impacto en la producción y distribución de alimentos, por lo que estudios de la Unicef indican que aquél generaría cifras alarmantes sobre la escasez alimentaria; ante ello, ha establecido que serán las niñas, niños y mujeres los que representarán el 65% de las personas que en los próximos 10 años sufrirán sus consecuencias, ya que menores de cinco años mueren cada año a causa del agua y del saneamiento insalubre, por la contaminación del aire, llegando a desarrollar problemas crónicos.

El 15 de marzo pasado se publicó el decreto por el que se reforma el artículo 57 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, para establecer que las autoridades federales, de las entidades federativas, municipales y de las demarcaciones territoriales de Ciudad de México, en el ámbito de sus respectivas competencias garantizarán la consecución de una educación de calidad y la igualdad sustantiva en el acceso y permanencia en la misma, para lo cual deberán: Educar a niñas, niños y adolescentes en el respeto al medio ambiente, inculcando en ellos la adopción de estilos de vida sustentables, así como concienciarlos sobre las causas-efectos del cambio climático.

Esa ley general tiene una facultad concurrente con los estados, que deriva en la necesidad de armonizar nuestra legislación local en la materia respecto, sobre todo en materia educativa; esto en congruencia con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención sobre los Derechos del Niño, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, así como los demás instrumentos internacionales.

El propósito de la iniciativa es incluir en la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Yucatán, la atribución de la Secretaría de Educación para garantizar la educación de las niñas, niños y adolescentes en el respeto al medio ambiente, inculcando la adopción de estilos de vida sustentables, así como concienciarlos sobre las causas-efectos del cambio climático.

La única forma de cambiar al mundo es cambiando la educación de nuestras niñas, niños y adolescentes, si se aprueba la reforma impactará sin duda en el futuro.—Mérida, Yucatán

mariomaldonadoe@gmail.com

@mariomaldonadoe

Especialista en Derecho Parlamentario y Técnica Legislativa

 

Otras Noticias