Tunkul Político

Tunkul Político: ''Los tiempos de la grilla se adelantaron''

Los Tunkules Amigos han puesto mucho cuidado en mantener las medidas de prevención ante el tremendo número de contagios por día del coronabicho, pero cumpliditos como son sus acostumbrados y rítmicos mensajes no dejan de llegarnos
lunes, 4 de julio de 2022 · 15:22

Por Sac-Nicté

Seleccione para escuchar: "Tunkul Político: ''Los tiempos de la grilla se adelantaron''"

¡Hola amables lectores! Pues aquí vamos, iniciando el segundo semestre del año. Los Tunkules Amigos han puesto mucho cuidado en mantener las medidas de prevención ante el tremendo número de contagios por día del coronabicho, pero cumpliditos como son y porque se encuentran en todas partes, sus acostumbrados y rítmicos mensajes no dejan de llegarnos, por lo que mejor sin más preámbulos pasamos de una buena vez ¡A darle!

Los asuntos del x´tokoy solar han estado surtidos y movidos. Los tiempos de la grilla se adelantaron doce meses, por lo que las campañas del denominado posicionamiento de suspirantes al titipuchal de cargos de elección que estarán en competencia hasta dentro de dos años se han desatado.

¡Ah! Pero al parecer, también para quienes ocupan actualmente cargos de gobierno, la necesidad de hacer anuncios de faraónicos proyectos y programas se encuentra en fase de aceleración parecida al del deporte de los arrancones. Todo indica que aquella frase atribuida al Porfiriato de “has obras y mejoras” se mantiene con inusitada vigencia.

Sin duda, el tema más comentado durante la pasada semana fue el de la aprobación para el  nuevo endeudamiento público que el ChiquiGóber y el ChiquiAlcalde meridano solicitaron al congreso; el primero por 1,735 millones de pesos, supuestamente para el pomposamente anunciado proyecto del IE-TRAM,  ese de la ruta de transporte colectivo para conectar las estaciones del tren maya de  Kanasín-Mérida-Uman; el segundo es por 350 millones de pesos, supuestamente para realizar y reparar en el municipio de Mérida las obras que no se pudieron llevar al cabo durante la contingencia sanitaria por el coronabicho.

Al respecto, hemos recibido mensajes de un buen número de Tunkules, así como de varios espontáneos que le entienden y saben de ese tema, coincidentes en un punto: que ninguno de los dos Chiquis ha presentado proyectos ejecutivos de lo que dicen que van a hacer, ni corridas financieras, ni presupuestos, ni nada de nada que sustente el por qué van a incrementar la carga de la deuda pública que tendremos que pagar entre todos los ciudadanos, porque no la pagarán ellos ni los que vengan en los próximos 4 sexenios, la pagamos nosotros. ¡Qué tal!

El Tunkul Viperino nos comenta que sepa la bola que acuerdos, pactos o negociaciones haya detrás del proyecto de los camioncitos eléctricos, pero que la especulación agarró fuerza luego de la visita del Secretario de Gobernación, pues las fotitos que publicó el ChiquiGóber en sus redes sociales presuntamente explicando al funcionario del gobierno federal el IE-TRAM, y la posterior e inesperada aprobación de las diputadas morenas al endeudamiento, dan mucho, pero mucho que mal pensar. ¿Masinó?

Por cierto, el Tunkul Municipal nos platica que el que hizo tremendo coraje fue el ChiquiReni, que porque estaba muy confiado de que en la negociación del paquete para la aprobación en el congreso de los endeudamientos, el ChiquiGóber había incluido hasta el del ayuntamiento, pero según algunos conocedores de los vericuetos de la politiquería, no fue así, por lo que el ChiquiAlcalde tuvo que meterle caña por su cuenta para lograr que también se aprobara su endeudamiento. ¿Será cierto?

¡Híjole! De ser así la cosa y sumada a varios otros detallitos, más vale que la banda del ayuntamiento meridano se vaya preparando por si se llega al extremo de que tengan que recordar y poner en práctica aquella frase que promovió Elba Esther Gordillo en el año 2006, pero que al tropicalizarla y actualizarla podría quedarles como: “¿Tú le crees al ChiquiGóber? Yo tampoco”. Vamos a ver, dijo un ciego…

Por su parte, el Tunkul Legislativo señala que como es costumbre, el endeudamiento se aprobó rápidamente y la única sorpresa fue que las tres diputadas de morena se sumaron a la banda de los Petronilos, además de Fabiola, la diputada tricolor que en el colmo de la desfachatez y la incongruencia, subió a la tribuna para hablar en contra y a la hora de la votación lo hizo a favor. Solo se dieron dos votos en contra, el de los diputados tricolores Gaspar Quintal y Karla Franco. ¡Cosas veredes mío Cid!

Así que con este nuevo endeudamiento, los yucatecos cargaremos con una deuda pública a largo plazo de casi ¡Ocho mil millones de pesos! A la que hay que sumarle 1,350 millones de la llamada deuda a corto plazo, es decir, que debe pagarse durante la actual administración estatal, lo que da un total de 9,330 millones de pesos contantes y sonantes.

Si en el año 2018 el endeudamiento estatal era de cerca de 4,000 millones, entonces el ChiquiGóber en menos de cuatro años de su administración nos ha endeudado con más de 5,300 milloncejos ¡Ah! eso sin tomar en cuenta los 1,500 millones de ampliación presupuestaria que la anterior legislatura en el año 2020 le aprobó ejercer como se le diera la gana en aquel denominado Plan de contingencia por la pandemia del coronabicho. Es decir, que se ha chutado ¡6,800 millones él solito! Además de los aproximadamente 160,000 de los presupuestos anuales. ¡Hágame usted el canijo favor!

Y como ya  nos estamos enfurruñando y nos hemos pasado del número de caracteres, mejor aquí le paramos y dejamos para la siguiente los comentarios  que nos han llegado sobre otros temas. No baje la guardia en las medidas de prevención sanitaria, póngase abusado ante la llegada de fuertes lluvias, manténgase pendiente de los acontecimientos y por favor no olvide que ¡Nos leemos a la próxima! Mérida, Yucatán, a 04 de julio de 2022.

Otras Noticias