in

Ansiado regreso a las clases

Ricardo Alberto Gutiérrez López (*)

El restablecimiento de las clases presenciales es fuente de inquietud e interés para la sociedad en general. Tanto padres de familia como docentes compartimos una preocupación: ¿cuándo podremos retornar a las aulas? Y cuando este sea el caso, ¿qué medidas se implementarían para que dicho regreso sea con la mayor seguridad para maestros y alumnos por igual?

Recientemente el presidente López Obrador decidió, que a fin de que en el estado de Campeche se reanudaran las clases en febrero, se implementaría una campaña masiva para aplicar la vacuna contra el Covid a todos los trabajadores de la educación. Esto debido a que el mencionado estado llevaba meses en semáforo verde. Por su parte, los maestros se negaron rotundamente a recibir la vacuna argumentando que era prioritario que fueran reasignadas al sector salud.

A pesar de la negativa de la comunidad educativa, Andrés Manuel López Obrador declaró que se seguiría con el plan de vacunación a los maestros y así se realizó. Finalmente, y creo que para evitar más incongruencias, el estado de Campeche volvió a semáforo amarillo. Esto me parece preocupante, pues me temo que no existe una señal clara que permita el retorno a la escuela. De hacerlo, ¿cuáles serían las condiciones que nos permitieran volver?

He señalado en varias ocasiones que es el gobierno quien debe decidir cuándo volver a clases; por supuesto después de haber logrado un consenso entre las partes involucradas; o sea, acuerdo entre padres de familia, maestros y autoridades educativas. Se debería haber establecido de manera conjunta un protocolo muy claro y que sea conocido por toda la sociedad. Una línea de acción en la que se establezcan las condiciones en las que se realizaría tal regreso.

En mi opinión particular, creo que las condiciones podrían ser las siguientes:

Que el personal educativo esté vacunado en su totalidad. Que el semáforo en el estado se haya mantenido en verde al menos por tres semanas. Que la modalidad no sea exclusivamente presencial sino mixta, es decir, que aquellos padres de familia que consideren que a pesar de establecerse estas medidas de seguridad sea prematuro enviar a sus hijos a las aulas, tengan la alternativa de mantener las clases en modalidad virtual, sin que ello represente un perjuicio para su desempeño escolar. Establecer con toda claridad cuál será el protocolo de acción en el caso de que se presente un caso de infección por Covid dentro de la institución.

Una vez que se haya logrado establecer las condiciones anteriores y con la debida autorización del gobierno, podremos volver a clase. Podremos retomar esa experiencia académica y social que es tan necesaria en la formación de los jóvenes y por supuesto, como profesionales de la educación, volveremos a poner todo nuestro esfuerzo y toda nuestra experiencia para lograr una buena educación para nuestros hijos, manteniendo por encima de todo, su bienestar y salud.— Mérida, Yucatán

leconser@yahoo.com

Exdiputado y expresidente del Congreso del Estado

Vecinos de Buctzotz casi linchan a presunto ladrón

Temor a las reacciones por la vacuna antiCovid en Valladolid