in

Ante un escenario diferente

 

A un mes de gobierno

Juan Pablo Galicia Nahuatt (*)

Se ha cumplido ya un mes de la entrada del nuevo gobierno estatal. Y después de ese tiempo es posible vislumbrar algunas características que serán parte del análisis de todos los días durante los próximos seis años.

En primer lugar, que la visión empresarial y gerencial estará presente en la manera de gestionar los asuntos públicos en el estado con el retorno de Acción Nacional a Palacio de Gobierno.

Hace más de una década, cuando el PAN ganó por vez primera la gubernatura del Estado, se tomó provecho de varios elementos destacados que habían hecho carrera en el Ayuntamiento de Mérida y que, con el triunfo a nivel estatal, habían ahora escalado para pasar del Palacio de la 62 al de la 61.

Pero no bastó con premiar a los funcionarios leales, pues algunos espacios (sobre todo los más especializados) tuvieron que ser cubiertos con personas que llegaron de la iniciativa privada, ante la falta de personal capacitado para ello.

Lo mismo ha ocurrido esta vez. Siendo que el gobernador fue en su momento alcalde de Mérida se ha repetido el éxodo de algunos funcionarios de confianza suyos y la llegada de personajes de la iniciativa privada para cubrir espacios con alta demanda técnica y de conocimientos. Lo cual no solamente se limita a Turismo, donde Michelle Fridman pudiera ser el ejemplo obvio.

En segundo lugar, que la estrategia de campaña permanente que el ahora gobernador aplicó cuando fue presidente municipal continúa presente, lo cual puede dar pie a pensar que no se trata de una mera estrategia, sino del estilo personal de gobernar de Mauricio Vila Dosal.

A lo largo de sus dos años al frente del Ayuntamiento de Mérida, el hoy gobernador no tuvo un solo día de descanso en la búsqueda de un objetivo que ha sido ya develado por personajes como Alejandro Legorreta (columnista en este mismo Diario): posicionar al municipio como el campeón de la transparencia en el ejercicio del presupuesto, con la firme intención de que esa medalla sirviera como punta de lanza para la campaña que lo llevó a la gubernatura.

Hoy, ya como gobernador, sigue sin asomarse un momento de descanso en la agenda de Mauricio Vila. Y así como da el banderazo de salida para el programa “Médico a domicilio” (una de sus principales promesas de campaña), lo hemos visto también acudir a varios municipios del interior del estado para iniciar, al menos simbólicamente, lo que dijo en su discurso inaugural: que llevaría los programas y recursos que ya existían en Mérida al resto del estado.

Esta hiperactividad puede interpretarse de muchas formas, pero sin duda las más interesantes tienen que ver con el futuro de un gobernador que apenas lleva un mes en el cargo. ¿Qué podría querer un político que ha llegado al cargo público más alto del estado? ¿Lograr el salto al escenario nacional, o transferir esa legitimidad a otras personas una vez que se asomen nuevamente las urnas?

Por último, pero no por ello menos importante, también es palpable ya cuáles son los primeros frentes abiertos del Ejecutivo estatal.

La relación de contrapesos con un Congreso del Estado que está en manos del PRI; y la relación con una sociedad civil y una parte de la prensa que, más temprano que tarde, comenzará a exigir respuestas en relación con el caso de las empresas fantasma del gobierno anterior.

Sin dejar de lado que, dentro de menos de un mes, el gobernador será testigo del fin del bipartidismo en Yucatán con la llegada de López Obrador a la Presidencia de la República y el ascenso de Joaquín Díaz Mena como representante presidencial en el estado. Un escenario que será nuevo para todos los actores políticos que podría tomar desprevenido a más de uno que, a estas alturas del partido, siga creyendo que los únicos partidos son el PRI y el PAN.— Mérida, Yucatán.

galiciajp@gmail.com

@jpgalicia

Politólogo, consultor y analista político. Profesor de asignatura en la Universidad Modelo

 

Siendo que el gobernador fue en su momento alcalde de Mérida se ha repetido el éxodo de algunos funcionarios de confianza suyos y la llegada de personajes de la iniciativa privada para cubrir espacios con alta demanda técnica y de conocimientos. Lo cual no solamente se limita a Turismo, donde Michelle Fridman pudiera ser el ejemplo obvio.

Se enfrentan dos bandas y hieren a joven con cuchillo

La choza nostra