in

Antonio Alonzo Ruiz: El testimonio de los pastores extranjeros

Uno, dos, tres… por la adultez

Los ángeles, mi avisado aprendiz, son enviados de Yahveh para revelar sus designios y la misión que tienen las personas en el cumplimiento de tales designios.

Algunos hasta nuestros días, relata el profeta, tratan de descalificar el testimonio de aquellos pastores, únicos testigos del anuncio angélico, pues había entre ellos edomitas y filisteos venidos de reinos extranjeros; sin duda poseían sencillez espiritual y así como en tiempos de Eliyahú había muchas viudas en Isheral, pero solo fue enviado a una viuda de Sarepta, así también había muchos pastores yehudís, pero el mensajero apareció solo ante aquellos que vigilaban los rebaños del templo, y solo ellos escucharon aquellas voces celestiales que decían:

“Les anuncio una gran alegría, un niño nos ha nacido, se nos ha dado un hijo; y el gobierno estará en sus manos. Se le llamará Maravilloso Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz”.

Este testimonio de los pastores (hombres justos y de buena voluntad) acerca de lo ocurrido y revelado, no se limitó a esa noche, sino que fue para ellos un llamado y misión de por vida.

Imagina aquella noche, mi avisado amigo, dijo el profeta cuando los pastores, en el silencio de la cueva de Bet Léhem, vieron al niño, y Mariam y Yosef les cuentan con gran emoción y claros detalles todo lo referente a la vocación y misión del recién nacido que, envuelto en pañales, dormía tranquilo entre pajas y hojarascas.

Psicólogo clínico, UVHM. Manejo de Emociones y Envejecimiento.WhatsApp: 9993-46-62-06 @delosabuelosAntonio Alonzo

Serpientes no sustituyen al cubrebocas: autoridades tras inusual hecho

Reconocen con un premio a quinceañera que donó comida