in

Aprender a caer...

Vida y fútbol

Por Ricardo Alberto Gutiérrez López (*)

 

En 1957 estuve en un internado en México, D.F., el cual recibía personas de toda la República. Aquel internado resultó también un lugar idóneo para practicar el fútbol intensamente, ya que contaba con diez canchas.

Durante mi estancia quise dedicarme a ser portero y lo fui durante diez años. Recuerdo con gratitud que una de las primeras lecciones que aprendí del entrenador fue aprender a caer, es decir, lanzarme y rechazar el balón sin lastimarme.

Al principio solo usaba esta enseñanza para el fútbol, pero más tarde comprendí que esta misma técnica sirve para la vida misma. La vida no se trata de luchar bien o estar siempre en el frente de batalla; la vida se trata sobre todo de saber caer sin lastimarse y poder levantarse inmediatamente.

Cuando un portero se lanza y rechaza un balón del equipo contrario no se queda en el suelo esperando, tiene que levantarse rápido, ya que si no lo hace se puede perder el partido.

De la misma forma, en la vida habrá cosas que nos lastimen y de las que sea casi imposible recuperarnos, pero si sabemos caer, no quedaremos tan lastimados y podremos levantarnos rápido para enfrentarnos al siguiente reto.

He vivido cosas terribles en mi vida, pero supe caer y jamás me lesionaron tanto como hubieran podido hacerlo. Jamás olvidaré aquella enseñanza que hoy me ha permitido continuar en la lucha por la vida.— Mérida, Yucatán.

leconser@yahoo.com

Exdiputado y expresidente del Congreso del Estado

 

 

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

djokovic deportado australia

Padre de Djokovic dice que el caso está 'cerrado'

Apreciaciones de la actuación del ex jefe policiaco de Progreso