in

Cartas al Diario: Gilberto Alonso Navarrete Vázquez

Recibimos de Gilberto Alonso Navarrete Vázquez, exalcalde de Peto, un texto en el cual expresa lo siguiente:

Con respecto a la nota “Arrastran una millonaria deuda”, publicada el 2 de septiembre en la sección El Sur, página 9, de este medio de comuninación, me permito hacer algunos comentarios :

En dicha nota referente a información del primer informe de gobierno municipal de Peto, se menciona que “la Secretaría de Hacienda embargó al actual Ayuntamiento de Peto las cuentas de participaciones, infraestructura y recursos propios debido a una deuda de 18 millones de pesos por concepto de impuesto sobre la renta (ISR)”.

También dice que “actualmente hay un adeudo de 30 millones de pesos por concepto de laudos y otro de un millón 700,000 pesos en la Conagua”.

Se agrega “la administración anterior solamente dejó deudas”.

Entre las versiones que han corrido como respuesta a esta nota (incluso en redes sociales), está la del exalcalde (2015-2018) y el actual rector de la UTM de Peto, Jaime Ariel Hernández Santos, quien dice que en pasadas administraciones se buscó hacer convenios con el SAT para resolver esta complicación (falta de pago del Impuesto Sobre la Renta-ISR).

También señala que buscó convenios con exempleados de la administración 2001-2004 (Gilberto Navarrete), quienes pretendieron sindicalizarse y demandaron al Ayuntamiento.

Primeramente quiero dejar en claro que la administración 2004-2007 que honrosamente presidí (no fue 2001-2004), no dejó adeudo alguno a las siguientes administraciones municipales, ni causó daño patrimonial a Hacienda Pública.

Reitero que el Impuesto Sobre la Renta (ISR) correspondiente al periodo de gobierno municipal 2004-2007 fue pagado.

Igualmente, la administración 2004-2007 no dejó ningún laudo laboral pendiente, ya que los trabajadores, quienes por algún motivo no finalizaron el período, fueron liquidados conforme a la ley.

Sobra decir que “para un trabajador, pertenecer a un sindicato es un derecho consagrado en nuestra constitución”.

Es preocupante y lamentable que un exalcalde y actual rector de una universidad local opine con poca seriedad y de manera infundada, lo cual solo confunde a la ciudadanía.

En lo personal, considero que sería muy sano socialmente y transparente que las actuales autoridades municipales hagan público cuál o cuáles administraciones municipales anteriores incurrieron en faltas administrativas y legales que ocasionaron este quebranto económico y por lo cual hoy se arrastran estos terribles adeudos con los que sufre la actual administración y por ende la ciudadanía.

También creo que se debe legislar desde el plano local y nacional en los congresos para que las leyes sean más estrictas y obliguen a presidentes y funcionarios municipales a hacerse responsables de sus actos y decisiones durante los tres años de su gobierno, y que en caso de incurrir en faltas graves, como lo es el quebranto de Hacienda Pública, puedan recibir fuertes sanciones legales y administrativas, aún después de finalizar su periodo.

De otra manera esta problemática será siempre el cuento de nunca acabar.

Estoy a las órdenes de los ciudadanos en el Centro de nuestra villa de Peto (lugar donde vivo y trabajo todos los días) para cualquier duda o aclaración respecto a mis comentarios.

La final del Sur, Leones Vs Diablos, arranca en el infierno

Cartón de Tony: De fajas a fajas