in

Claves de la gobernanza

Mario Maldonado

Estado de derecho en Yucatán

Mario Maldonado Espinosa (*)

Para la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el estado de derecho puede definirse como un principio de gobernanza en el que todas las personas, instituciones y entidades, públicas y privadas, incluido el propio Estado, están sometidas a leyes que se promulgan públicamente, se hacen cumplir por igual y se aplican con independencia, además de ser compatibles con las normas y los principios internacionales de derechos humanos.

Asimismo, exige que se adopten medidas para garantizar el respeto de los principios de primacía de la ley, igualdad ante la ley, separación de poderes, participación en la adopción de decisiones, legalidad, no arbitrariedad, y transparencia procesal y legal.

Toda acción o cambio de una sociedad sea éste político, social o económico debe sustentarse en el estado de derecho.

El estado de derecho es la base sobre la cual se construyen sociedades justas e imparciales.

La corrupción es un elemento contrario al estado de derecho, la violencia, la incidencia criminal y la violación a los derechos humanos son factores que también propician el debilitamiento del estado de derecho.

Cuando en un pueblo hay estado de derecho las instituciones de justicia y seguridad se fortalecen, pero no solo deben fortalecerse, sino que deben ser accesibles y tener en cuenta las necesidades y los derechos de todas las personas, se debe fomentar la confianza y promover la cohesión social y la prosperidad económica.

Hace unos días se publicaron los resultados del índice de Estado de Derecho en México 2019-2020 de Word Justice Project, una organización independiente internacional cuyo objetivo es trabajar para avanzar en el estado de derecho en el mundo.

Para esta organización en un sistema de gobernanza el estado de derecho debe cumplir con cuatro principios universales: la rendición de cuentas, leyes justas, gobierno abierto y mecanismos accesibles e imparciales para resolver disputas. Un estado de derecho efectivo reduce la corrupción, protege a las personas de hechos injustos y combate la pobreza. Es la base de gobiernos transparentes que rinden cuentas.

En dicho estudio se puso bajo lupa a las 32 entidades del país, tiene un marco conceptual y metodológico, la puntuación más alta la obtuvo Yucatán, sobresalen los temas de derechos fundamentales, orden y seguridad, y cumplimiento regulatorio.

Este tipo de estudios son importantes ya que nos comprometen, pues no solamente es el tema de la seguridad que debemos todos cuidar, sino también la paz y tranquilad para nuestras familias, y en esto el estado de derecho juega un papel preponderante.

El estado de derecho le pone límites al poder gubernamental y busca que este no sea arbitrario, combate la corrupción en sus funcionarios, promueve el gobierno abierto de tal manera que todos sus actos sean transparentes, busca la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones.

En una entidad donde existe el estado de derecho los ciudadanos no buscan hacer justicia por su propia mano porque confían en sus autoridades, la justicia es la adecuada y asequible.

Qué bueno que en nuestro Estado el estado de derecho sea algo palpable un ejemplo son los candados que se han puesto para evitar los fraudes inmobiliarios y dar seguridad y certeza jurídica al patrimonio de los yucatecos.

Todavía podemos seguir transitando y fortaleciendo el estado de derecho en Yucatán, si logramos esto habrá desarrollo, seguridad y sobre todo paz y tranquilidad.

La Agenda 2030 lo señala bien en su objetivo de paz, justicia e instituciones sólidas: Sin paz, estabilidad, derechos humanos y gobernabilidad efectiva basada en el Estado de derecho, no es posible alcanzar el desarrollo sostenible.

Vivimos un país cada vez más confrontado y dividido, que el estado de derecho del cual gozamos sea la base para seguir construyendo un Yucatán mejor. Es posible.—Mérida, Yucatán

mariomaldonadoe@gmail.com

@mariomaldonadoe

Asesor Jurídico

Síguenos en Google Noticias

Condiciones climáticas impiden atraque en Cozumel de polémico crucero

Quieren salvar vidas