in

Columna 7: La evaluación económica

Por Dr. Carlos Enrique Pacheco Coello (*)

La evaluación económica de los proyectos de inversión es un conjunto de estudios o antecedentes que permiten calcular las ventajas y desventajas que se derivan de asignar determinados recursos, para la producción de bienes y servicios. Esto implica, en consecuencia, la realización de una serie de análisis que deben conducir hacia una toma racional de decisiones, en la asignación de los recursos que las organizaciones públicas o privadas destinan para la inversión, es decir, para el aumento o mantenimiento de sus capacidades productivas o de servicio.

Al destinar las organizaciones los recursos para una inversión, es importante tomar en cuenta que es un desembolso que será destinado para mantener o aumentar un rendimiento hacia el mejoramiento de sus capacidades empresariales. Por otra parte, el realizar un estudio minucioso para saber si es conveniente desembolsar ese efectivo o descartarlo para su futura utilización.

Tales análisis que permiten estimar el conjunto de ventajas y desventajas derivadas de la asignación de recursos a la inversión, incluyen estudios como: técnicos, en cuanto a los procesos productivos de diseño, selección de tecnologías, estudios de mercado y de comercialización y provisión de materias primas. En el ámbito financiero se hacen estudios que establecen importantes parámetros de evaluación, en los cuales se apoya la toma de decisiones.

En los últimos años, varias disciplinas se han incorporado al estudio de proyectos de inversión, tales como los análisis probabilísticos o los estudios del impacto ambiental causado por nuevas instalaciones industriales; los análisis psicosociales de la irrupción de nuevas técnicas de producción, etc. Todos estos esfuerzos se deben a que la evaluación de proyectos, al igual que otras actividades sociales, son fenómenos complejos que deben ser analizados, hasta donde sea posible, desde varios puntos de vista disciplinarios, en función del desarrollo alcanzado en cada especialidad.

Dentro de este contexto, también se menciona la dimensión económica, propiamente dicha, como una forma de estimar ventajas y desventajas de las nuevas inversiones.

De hecho, el concepto de evaluación económica de proyectos de inversión no es tan reciente dentro de la literatura internacional especializada; sin embargo, en México, por diversas circunstancias, no se ha desarrollado una práctica metodológica que permita el cálculo y análisis de parámetros económicos de evaluación de proyectos que complementen a los técnicos, a los de mercado o a los financieros, en la toma de decisión final para invertir o no.

A partir de la conceptualización de la evaluación económica y de la diferenciación con la evaluación financiera, es posible deducir que para su realización se requiere de ciertos desarrollos metodológicos y de la utilización de ciertas técnicas o herramientas que permitan los cálculos y la estimación de parámetros e indicadores propios de un proceso de evaluación.

Tomando en cuenta lo que implica una evaluación económica y el fin que ésta persigue, que es el de la inversión de un proyecto rentable, es importante establecer objetivos para que podamos comprobar si éstos fueron cumplidos.— Mérida

Doctor en análisis estratégico y desarrollo sustentable por la universidad Anáhuac campus Mayab.

Texto

Cumpliremos compromisos establecidos con EU: AMLO

Helados Polito celebra su aniversario 109