in

Cómo elegir un vino para papá

Foto: Megamedia

José Carlos Palacios Sommelier

Hola a todos, en esta ocasión responderé una pregunta que me hizo un amable lector: ¿cuál sería el vino ideal para regalar a papá para celebrarlo en su día?

Y es que encontrar el vino indicado para nuestros papás no es tarea fácil, por lo que haré las recomendaciones de acuerdo a varios tipos de alimentos.

Para los padres amantes de las carnes asadas y que les encanta asar en las parrillas, ya sean cortes o tal vez cordero o cerdo, dos buenas opciones son el cabernet sauvignon o el malbec, pues son los acompañantes ideales.

Para los padres que les gusta el pescado —ceviches, cocteles, pescados fritos, camarones, calamares…— se les puede regalar una buena botella de sauvignon blanc, algún chardonnay o un buen torrontés; para los padres más atrevidos, un Zinfandel rosado también quedaría bien con esos pescados.

Algunas personas tienen un padre vegetariano, aficionado de comer verduras a la parrilla, pimientos, calabacitas, alcachofas o espárragos —aunque estos dos últimos no se lleven mucho con el vino—, ensaladas de arrugula con jitomate, champiñones portobello… Para estos amantes de lo verde se recomienda un vino blanco aromático que acompañe a estos platillos; también puede ser un vino de variedad semillón o algún riesling de Alsacia. Todos esos serían un complemento ideal para estas ensaladas y verduras, que con algo de arroz o acompañado de sushi sería lo mejor que le puedes regalar a este tipo de papás.

Las pastas

Los padres que son fanáticos de las pastas son unos casos muy especiales, ya que al preparar pastas el ingenio puede volar y cocinar infinidad de platillos ricos hechos con la pasta.

Por ejemplo, las hay tipo secas para acompañar con salsas suaves y las hay de formas rellenas para acompañar con estofados de carne. Para este tipo de papás, hay también un vino según la necesidad.

Por ejemplo, qué tal un vino tinto de la variedad pinot noir para que armonice muy bien con una pasta de tipo fetucchini con una ligera salsa en base a jitomate y especias; o un buen tempranillo para una pasta tipo fusili con escalopas de res en salsa de champiñón, o una botella de un buen Chianti italiano para esa pasta a la boloñesa que tanto amamos, o un buen cabernet sauvignon para esa lasaña que mamá nos prepara algunos domingos.

Y si quieren más pastas, unos buenos ravioles rellenos de cuatro quesos en salsa bechamel y un buen vino blanco chenin blanc sería el complemento ideal para esos padres que aman comer rico y además lo disfrutan.

Para los postreros

Por último, los papás amantes de los postres, esos que solo comen poco y esperan el postre, nada mejor que apapacharlos con algún vino de tipo jerez o algún oporto, algún vino fortificado y esos que son suaves al paladar y para poder terminar con broche de oro esa comida o cena que con tanto amor se les preparó.

Esto es todo por hoy, un saludo a todos esos papás del mundo, que no son tan festejados como nuestras madres, pero tienen el mismo valor de cariño y afecto que las mamás. ¡Hasta la semana que viene!

 

Los Raptors se proclaman campeones de la NBA y hacen historia

Cartón de Tony: Mándalos a volar