in

Cómo sobrevivir

Alejandro Legorreta
Alejandro Legorreta

Inclemente calor yucateco

Alejandro Legorreta González (*)

Aquí hace tanto calor que las gallinas ponen sus huevos fritos —Gabriel García Márquez, “El general en su laberinto” (1989)

Y regresó inclementemente, como cada año, el calor. Es más, acabamos de vivir el febrero yucateco más caliente desde 1971, con un promedio de temperatura de 25.9 grados. En otras entidades del país, incluso del centro, se llegó a los 40 grados en la pasada ola de calor, por lo que todo parece indicar que el resto del año será particularmente caluroso.

¿Qué hacer? ¿Cómo hacerle frente al calor? Mi recomendación para sobrevivir esta oleada de calor es, simplemente, abrazar lo yucateco.

Mi primera recomendación es usar prendas tradicionales como la guayabera de lino y algodón y los huipiles. Si la guayabera, una lujosa prenda originaria de Cuba, se ha vuelto en distintivo de la moda yucateca, es no solo por su confección sino por su utilidad. Igualmente el huipil, que es un producto vivo del mestizaje entre las tradiciones mayas y españolas. El uso de ambas prendas ha trascendido generaciones por su comodidad, ligereza y frescura. Están hechas con tecnología 100% tropical.

La segunda recomendación es que se animen a conocer el estado. La propia naturaleza nos ha brindado espacios espectaculares de recreación para refrescarnos. Contamos con playas paradisiacas como Progreso, Celestún y Sisal, y cenotes como Lol Ha, Ik-kil, X’Batun, Chelentún, entre otros. Maravillas únicas en el mundo para combatir el calor.

Otra recomendación: no dejes de hacer ejercicio. Una de las principales recomendaciones de salubridad pública en estos periodos, por supuesto, es evitar la exposición al sol por periodos prolongados. La primavera y el verano son momentos de mantenerse hidratado en la sombra. Pero, por otro lado, hay que tener en cuenta que nuestro querido estado tiene uno de los mayores niveles de sobrepeso entre las entidades del país.

El sedentarismo es un factor de riesgo que propicia el desarrollo de diabetes —Yucatán es uno de los estados con mayores niveles de diabetes— y los problemas cardiovasculares. El sol es terrible de día, pero aprovecha la noche. Nunca dejes de hacer ejercicio.

Por último, y no menos importante, hay que cuidar la limpieza. Con este nivel de calor, los alimentos duran menos. Además, a todo le sale cuxum: a la ropa, a la comida, a los muebles. La temporada de calor es una temporada en la que hay que extremar precauciones con los que se come y lo que se guisa en casa o en los negocios, en hoteles, restaurantes y fondas.

Y tú, querida lectora, querido lector, ¿cómo combates el calorcito?

***

En menos de 280 caracteres: Para hacer una hamburguesa se utilizan más de 2,000 litros de agua.— Mérida, Yucatán.

a@opciona.mx

@a_legorreta

www.opciona.mx

www.alejandro legorreta.com

Empresario

 

Fallece el exfutbolista Coutinho, el mejor compañero de Pelé

Cartón de Tony: Adictos a consultar