in

Con el móvil del futuro

feminicida de tahdziú

Realidad virtual o aumentada

Gustavo Arencibia Carballo (*)

Cada día, querámoslo o no, tenemos al móvil como parte de nuestras vidas y es en muchísimas ocasiones al despertar lo primero que buscamos, y luego besamos a la pareja, mujer u hombre, dándole los buenos días, pero ya con el equipo maravilloso en nuestras manos. Ya lo digo, querámoslo o no, es parte de nosotros mismos.

Me he preguntado y le he preguntado a muchos colegas y personas físicas en la calle, ¿qué creen o piensan de cómo será el celular en el futuro? y si el androide será más grande, o más pesado, más práctico o más … no sé yo, algo tremendo que me diga que el futuro nuestro cambiará definitivamente a pasos grandes con el desarrollo de este dispositivo y de otros similares.

En general la persona se asombra de mi pregunta y mirándome con ojos incrédulos me dice “no sé, no imagino cómo será”, pero lo que sí queda claro es que todos lo necesitan. Si no, móntense en un camión o guagua a cualquier hora de nuestro día o asista a un parque o plaza pública, no la del centro llena de curiosos e intempestivos turistas, sino a esa, en cualquiera de un pueblo en los alrededores de Mérida o de La Habana (mis dos realidades) y verá cómo la casi totalidad de los presentes, independiente de la edad u ocupación real del momento, consultan su teléfono móvil, oyen música, hablan por él o revisan quién sabe qué lugar de nuestra humanidad, enajenados en la realidad o tratando de algún caso significativo que le ha de preocupar en su existencia.

No, la velocidad del cambio es mucha para poderla describir yo un pobre mortal, pero la realidad virtual y la realidad aumentada están integrándose paulatinamente a nuestras vidas con funciones y aplicaciones, las cuales cambiarán la percepción del modo de vivir y de controlar nuestros estímulos más vitales.

No especulo, para nada, solo pretendo en pocas palabras intentar visualizar para usted lector algo de lo cual deberíamos estar atentos como a esa pantalla de su androide, la cual mira a cada rato por si su sonido de alerta no lo escucha.

Las soluciones y aplicaciones persiguen en estos momentos de múltiples desarrollos de la inteligencia artificial el desarrollo de funciones más intuitivas y fáciles para el usuario normal, para que logre una mayor orientación, o una mayor seguridad en sus actividades diarias como el conducir un auto, o moverse en una región o ciudad desconocida. Interactuar con nuestro medio geográfico, nuestro ecosistema, es ahora muy real, y la realidad virtual y realidad aumentada están desempeñando un rol dinámico en el cambio de la visión contextual con que definimos un equipo o dispositivo, el cual cambia a cada momento sus funciones ampliando la descripción de su concepto.

Las empresas están muy ocupadas en el desarrollo de estas tecnologías que se deberán integrar al celular o móvil o androide de manera funcional para lograr integralidad con copias de 3D de nuestro entornos laboral, social, personal u otro, los cuales nos promueva, como es hoy a un contacto directo con muchos amigos y familiares o no en las redes sociales.

Definitivamente cambiarán las aplicaciones dando más integridad a un conjunto de nuevas formas de hacer esta relación hombre-dispositivo. Tenerlo todo a la mano y fácil.

Muchos amigos me dicen que han dejado de usar el reloj, y la razón es simple: para qué usarlo si tengo el móvil y me paso el día mirándolo, me dicen.

Las imágenes holográficas y las gafas ya en el mercado, como las gafas UVR de Samsung, son vivos ejemplos de lo que estoy mencionando de cómo se mueven en desarrollo estos dispositivos-aplicaciones. También Apple ha anunciado que sacará al mercado este año unas gafas con dos pantallas de 8 K y sin la necesidad de tener un celular como dispositivo secundario. Appleton es otro de los grandes en idénticas intenciones.

Estimo que unas gafas podrían proyectar una imagen de nuestro celular, que a su vez podríamos manipular con nuestras dos manos desde la visión, lo cual nos daría gran beneficio y sentido práctico en el uso de esas gafas, no solo en aplicaciones de juegos, sino en las funciones rutinarias que en los momentos actuales tenemos con el móvil que viaja en nuestros bolsillo o carteras.

Es algo que ir más allá del paso en que caminamos para correr normal en el paso de mañana. ¿Complicado de imaginar?, pero predecible cuando vemos en los temas que trabajan e invierten grandes compañías como Google, Microsoft, ARCore de Google y ARKit de Apple y otras.

Un ejemplo de lo que menciono es la aplicación de la realidad aumentada en parabrisas de automóvil, vista en YouTube en el orden de más de 76 mil reproducciones, que según la empresa líder ubica la imagen aumentada en todo el parabrisas para que se vean más nítidas las imágenes a partir de imágenes holográficas integrando la realidad virtual de estas imágenes en nuestra realidad real, de nuestro ir manejando en el coche.

Son funciones que se van integrado a partir de nuevas tecnologías, las cuales de momento no tendrán aplicaciones inmediatas, pero se irán poniendo a punta y desarrollándose para ser usadas en nuestro mundo, pero con perspectivas de tecnologías profundas con elementos ópticos holográficos y láser, que darán un nuevo modo de actuar más seguro y con enorme bien social.

Pero volvamos al celular, para recordar que nadie hace varias décadas pensó que tendríamos imagen real en nuestro teléfono, en un teléfono móvil, ni capacidad de foto y video, y tantas aplicaciones más en un dispositivo de unos pocos gramos en nuestra mano. Por eso este ejemplo anterior demuestra hacia dónde van los procesos de integraciones de funciones dinamizadas por la forma de pensar de los especialistas. La interconexión entre dispositivos será más que una mera distracción u opción de necesidad entre los resultados de las aplicaciones, de manera de que selograrán resultados tangibles en el corto plazo, los cuales permitan conocer, evaluar y decidir qué hacer para una mejor calidad de vida con ahorro de tiempo y óptimas decisiones.

Piénselo bien, óptimas decisiones que mantienen su atención en soluciones y cuidados diarios de la familia, el trabajo y su vida personal, incluido el ocio.

Por todas estas pocas razones, el celular o el teléfono móvil o androide deberá cambiar de un dispositivo manual a algo más dinámico donde las manos no sean límite para su manipulación y lo virtual juegue un papel más interactivo. Tal vez hasta integrarse al cuerpo, y ya le veo su rostro acusándome de exagerado, pero piense en las prótesis internas y externas que nos acompañan en nuestro andar por este mundo, pero piense con mente amplia.

Mas todo esto son meras suposiciones desde mi punto de vista, pero ¿qué cree usted de cómo será el futuro de los móviles considerando la realidad virtual y la realidad aumentada? ¿Cómo serán los próximos modelos de androides después de los ya diseñados con pantallas plegables?

Quedo atento a sus comentarios, digo si puede escribir por el móvil lo que piensa en este descanso que lee en el camión o la guagua, o en el parque mientras espera al nieto salir de la escuela. garen04@gmail.com

Investigador titular del Centro de investigaciones Pesqueras de La Habana

 

Síguenos en Google Noticias

"Esta decisión es más difícil de ganar que el oro": medallista olímpica huye de Irán

Cartón de Tony: Open House