in

Consensos para una buena planeación

feminicida de tahdziú

El caso de Villas del Sol (y 2)

Manuel J. Castillo Rendón (*)

Segunda y última parte del artículo que ayer comenzamos a publicar bajo el título “Todo tiene un límite”

Ahora bien, los vecinos sabemos que en esta zona (donde está Villas del Sol) puede co-existir lo Habitacional Unifamiliar con lo Multifamiliar, ambos de baja densidad.

El mismo director del Implan también lo cita cuando dice: “Esto implica que donde estamos acostumbrados a que haya uno, lo mejor sería que haya dos” (sic).

Eso es lo que siempre hemos sostenido, en el terreno en cuestión tienen tres opciones para construir en los trece lotes originales, a saber: 13 viviendas o 16 viviendas, que es lo que dice el horizonte de densidad de la propuesta teórica del Implan, o los 26 que los vecinos de Villas del Sol podemos aceptar. En otras colonias, o fraccionamientos consolidados, los criterios pudieran ser similares, siempre y cuando sean consensuados con los afectados.

Estas re-densificaciones que propone el Ayuntamiento, como un “nuevo modelo de habitabilidad” para nuestras colonias o para cualquiera otra de la ciudad, decidida a priori, debe ser compensada con mayor inversión pública en las zonas impactadas, con acciones consensuadas con los vecinos, para que de esta manera podamos hablar de una planeación democrática y sostenible.

Así que, previo al otorgamiento de la Licencia de Construcción para edificar entre 16 y 26 departamentos, deberán con todos los estudios de impacto y técnicos necesarios y proponer a los vecinos afectados, de las tres colonias, un proyecto de mejoramiento urbano y ambiental.

Se replicaría

Esto que está pasando en Villas del Sol, así como en Gonzalo Guerrero, Campestre y San Ramón, va a pasar en otros puntos de la ciudad si el Ayuntamiento sigue con sus políticas y estrategias urbanas que no consideran el bienestar del ciudadano y su mejor calidad de vida como único y principal destinatario, aplicándolas además con mucha discrecionalidad y laxitud.

Las propuestas de re-densificación urbana como la interpretan, ignorando las leyes, normas y reglamentos, sin consensuar con los ciudadanos que habitan en una zona específica, vulneran los derechos humanos urbanos.

En la única plática con el director de Desarrollo Urbano (del Ayuntamiento de Mérida), al término de ésta mencionó: “Ni estoy a favor de ustedes, ni del desarrollador inmobiliario, si nos quieren demandar, háganlo y el juez me dirá qué hacer”.

Clarísimo, si a quien le dieron la facultad de velar, ordenar y resolver lo urbano no tiene la voluntad de conciliar un conflicto creado por decisión de él mismo, y toma el camino fácil de mandar al pleito en los tribunales, cuando su primerísima obligación, como toda autoridad, es velar por la conciliación y la sana convivencia social, qué podemos esperar, como ciudadanos afectados, de él?

Lamentablemente ahora estos temas no se resuelven como debe ser, con las leyes, normas, reglamentos y programas en la materia, y en donde debe ser, por lo que ante la falta de interés u otros intereses, hay que recurrir a los tribunales y, por supuesto, ya lo hicimos.

Como citamos al inicio, al alcalde, al menos en 4 ocasiones se le ha invitado para visitarnos en nuestra colonia, para que palpe la situación en el lugar del problema y dialogar, pero hasta este momento no hemos tenido respuesta positiva a nuestra invitación, aun cuando incluso el alcalde anunció públicamente que visitaría todas las colonias de Mérida para conocer sus necesidades e inquietudes.

Al parecer, solo va donde conviene, para que la foto salga bien en los medios de comunicación, más no así en donde hay alguna situación de conflicto creada por decisiones criticables de ellos mismos.

Históricamente, en Villas del Sol siempre nos hemos manifestado defendiendo nuestros derechos como ciudadanos y vecinos del lugar, con firmeza siempre, pero con respeto y civilidad.

Hacemos un llamado a las señoras y los señores integrantes del Cabildo, como gobierno municipal, para que analicen a fondo, con total imparcialidad y apego a leyes y derechos humanos. nuestros planteamientos sobre este asunto, ya que lo que se está planteando no solo es nuestro problema, sino el inicio del futuro de una Mérida para que pueda crecer y modernizarse sin perder su identidad y tranquilidad, y los meridanos sigamos defendiendo con todo nuestras costumbres y forma de vida, nuestra pertenencia.

Fe de erratas

En la primera parte de este artículo que publicamos ayer el autor dice que el predio motivo de este caso tiene una superficie de 70,740.48 m2, que es igual a 0.707048 Has. La primera cantidad debió ser 7,070.48 m2, pero las operaciones son correctas.— Mérida, Yucatán.

Vecino de Villas del Sol desde marzo de 1978. Primer director de Desarrollo Urbano Municipal. Ciudadano, Profesional Colegiado, que ha participado en los temas urbanos en los últimos 37 años desde la iniciativa privada, así como funcionario en los gobiernos federal, estatal y municipal

 

Lamentablemente ahora estos temas nose resuelven como debe ser, con las leyes, normas, reglamentosy programas…

Los Leones ganan 11-3 en el primer juego de la serie