in

Conversar cara a cara es mejor

Foto: Megamedia

 

Uno, dos, tres… por la adultez

Antonio Alonzo Ruiz (*)

Hoy comenzaremos a platicar algunas de las razones por las que la comunicación directa, cara a cara, es la que mejor preserva y garantiza la fuerza y la eficacia de tu palabra y hace sentir bien.

La primera razón es que cuando hablas cara a cara tienes contacto físico. Las ciencias de la comunicación, a través de la psicología y otras disciplinas, han comprobado que ver, oír y tocar a tu interlocutor te hace sentir mejor.

¿Qué pasa en tu cuerpo y emociones cuando hablas cara a cara con alguien?

La producción de cortisol —hormona del enojo y la agresividad— disminuye.

Además, la oxitocina —hormona del estado de ánimo y relaciones sociales— aumenta.

Platicar cara a cara equilibra los niveles de serotonina, que es uno de los neurotransmisores más complejos que produce tu cuerpo, ya que controla y regula el sueño, el apetito, la libido, la presión sanguínea, la temperatura corporal, el sistema inmune, el dolor, produciendo así un efecto relajante minimizando los niveles de agresividad, en pocas palabras, estabiliza tu estado de ánimo, posibilitando un diálogo agradable y a la vez muy productivo.

El contacto físico con tu interlocutor, te hará sentir física y emocionalmente mejor. Sobre todo, en esas ocasiones cuando más que escuchar algo, lo único que necesitas es un cálido y apretado abrazo que te hace sentir tranquilo y en paz.

Psicólogo clínico, UVHM. Especialista en Envejecimiento y manejo de Emociones, MATIA Instituto Gerontológico.Antonio Alonzoaalonzo@crehas.org

 

Funcionaria de la Fiscalía, víctima de asalto a un establecimiento

Acusaciones por los votos