in

Convertir lo fácil en difícil

(Foto: Megamedia)

La burocracia

Mario Maldonado Espinosa (*)

Dicen que la burocracia es el arte de convertir lo fácil en difícil. A lo largo de los años en lugar de que la burocracia disminuya se fueron creando inercias y conductas que traen como consecuencia un costo social, económico y hasta político que debe pagar tanto el ciudadano como los gobernantes.

El ciudadano común relaciona la burocracia con oficinas, papeleo, dinero, vueltas innecesarias, esperas interminables y colas. Muchos se quedaron estancados en el pasado y todavía tienen procedimientos tan arcaicos e inútiles que en lugar de brindar un servicio oportuno y eficiente para lo que fueron creadas las dependencias, terminan desencantando al ciudadano que a veces tiene necesidad de obtener dicho beneficio o concluir satisfactoriamente determinado trámite. Cuando hablamos de oportuno es por ejemplo que el trámite no sea tan tardado, que uno pueda obtenerlo en el menor tiempo posible sin enfrentarse con interminables trabas. Simplificar lo que pareciera tan complicado.

Hoy día existe la tendencia de modernizar los trámites y eliminar en la medida de lo posible los procedimientos engorrosos. Mejora regulatoria, innovación, menor tiempo y mejores resultados es la apuesta de los buenos gobiernos que piensan que el servicio público y la vocación de servicio deben ser la banderas principales de la gobernanza.

La sociedad está cansada de las viejas rutinas, de usanzas obsoletas. “Tramitología” excesiva dirían otros.

El otro día escuchaba una persona que fue a cobrar su pensión pero que por error ya no se encontraba en “sistema” o su nombre, dirección u otro dato estaban mal y por ende no pudo realizar el trámite, se retiró gritando improperios.

Eso me recuerda la historia de un señor que fue a cobrar su pensión también y que al llegar y pedirla al funcionario éste le dijo que en el sistema aparecía muerto, el señor enfadado le reclamó: ¿cómo muerto? ¡Sí aquí estoy! Lo siento señor pero en el sistema aparece que usted está muerto, así que va a tener que traer todos los recibos de sueldo de los últimos 30 años, legalizados por notario, para que se le pueda pagar su pensión —le dijo tranquilamente el burócrata—, mientras comía su enorme torta.

Todos los que acudimos a alguna oficina pública lo primero que esperamos de los que nos atienden es el buen trato, pero también que el trámite sea ágil, claro y sencillo, nadie quisiera estar atorado en las redes de la burocracia, pero ante la falta de requisitos bien establecidos o de los costos que hay que desembolsar, nos hacen dar tantas vueltas perdiendo tiempo, dinero, esfuerzo que a veces traen consecuencias incluso en la salud.

No hay razones para seguir haciendo lo que se hacía en el pasado para acceder a algún tipo de servicio público, en la actualidad existen tantas herramientas que podrían ahorrarnos el tiempo haciendo en unos minutos lo que antes se hacían en horas y hasta en días, allí están las páginas de internet de trámites y servicios, servicios en línea, ventanillas de servicio y otros tipos de mecanismos que nos pueden ayudar a obtener algún tipo de servicio como el pago de agua, basura, predial, obtener un acta de nacimiento, etcétera.

Debe haber sinergia entre el esfuerzo que hace el ciudadano y lo que los gobiernos deben ofrecer para resolver las necesidades que se relacionen con el servicio público.

La innovación da mejores resultados. La tendencia es vencer las inercias, mejor los procedimientos. Que las buenas prácticas y los mejores resultados sean la historia de cada día, servicios más rápidos, simples y eficientes que propicie mayores beneficios a la sociedad con los menores costos posibles. Siempre tenemos la oportunidad de mejorar la cosas aunque también esto depende de qué tanto interés tengan los gobernantes para el cambio.— Mérida, Yucatán.

mariomaldonadoe@gmail.com

@mariomaldonadoe

Asesor Jurídico

 

No hay razón para continuar lo que se hacía en el pasado para acceder a algún servicio público, hoy día existen tantas herramientas que podrían ahorrarnos el tiempo…

Fallece el exfutbolista Coutinho, el mejor compañero de Pelé

Cartón de Tony: Adictos a consultar