in

Cuidado con los audífonos

Foto: Megamedia

 

Otorrinocomentarios

Mario Alberto del Villar Cervera (*)

Hay quien los usa por razones profesionales, otros simplemente por gusto. Me refiero a los audífonos.

Existen múltiples variedades de ellos: externos (que no entran al conducto del oído) e internos. Ambos pueden propiciar múltiples problemas; no obstante, son éstos últimos los que son capaces de generar mayor humedad, infecciones y lastimaduras de los oídos.

Las olivas (audífonos internos) que utilizan quienes tienen aparatos para escuchar (auxiliares auditivos), son confeccionados delicadamente y con materiales incluso hipoalergénicos; no así los comunes que circulan entre muchas personas.

Algunos, incluso, como recientemente he notado, pueden arañar la delicada piel del conducto auditivo y generar un sangrado de oído; motivo, sin duda, de una gran preocupación por parte de la persona que lo utiliza.

En fin, los audífonos, empiezan a cobrar facturas.

Otorrinolaringología, niños y adultos. Consultorio 423, Star Médica. Teléfono 196-15-14.

 

Termina dentro de la maleza y con las cuatro llantas arriba

Cartón de Tony: Pulpitus interruptus