in

Cuidar a Yucatán

Áreas verdes y reforestación

Mario Maldonado Espinosa (*)

A Yucatán lo cuidamos todos. Tenemos la enorme fortuna de pertenecer a una grandiosa tierra en la que existe variada naturaleza con vasta vegetación que se encuentra en prácticamente en toda la entidad incluyendo las costas llenas de manglares.

Es para sentirse llenos de orgullo contar aquí con áreas naturales protegidas como la reserva estatal El Palmar, la reserva de Dzilam, el parque estatal Lagunas de Yalahau, el Área Natural Protegida de Valor Escénico, Histórico y Cultural San Juan Bautista Tabi y Anexa Sacnité, el Parque Nacional Dzibilchaltún, el parque estatal de Kabah y la reserva estatal humedales y manglares de la costa norte de Yucatán.

Esa riqueza, si no la cuidamos, podemos perderla.

Recientemente en un estudio, el Índice de Progreso Social México 2019, que mide el desarrollo social de las entidades federativas de la República, designó a Yucatán el estado más verde de México, al ocupar el primer sitio en calidad ambiental en todo el país. El estado obtuvo una medida por encima del promedio nacional, es decir, mientras la media nacional alcanzó un puntaje de 63.88, Yucatán obtuvo el 78.00. Esto en el rubro de calidad medioambiental, es decir, nuestro estado está utilizando sus recursos de manera que están siendo disponibles para las futuras generaciones.

Otros subcomponentes que se calificaron en el tema de medio ambiente en que Yucatán salió bien calificado son el estrés hídrico, enterrar o quemar la basura, satisfacción con áreas verdes, uso de focos ahorradores y tasa de deforestación.

Este importante reconocimiento debe llevarnos a mantener el compromiso constante y serio con el cuidado del medio ambiente en Yucatán; así como la seguridad pública es parte importante de la vida de los yucatecos, la calidad del medio ambiente también lo debe ser. En esto aportamos todos.

Cada vez que despertamos es un reto con el cuidado medioambiental: cuidar el consumo de la energía eléctrica, cuidar el agua, asegurar la basura que generamos, cuidar la emisión de los gases de los vehículos sean particulares o públicos, no arrojar basura en la calle, cuidar los parques.

Lo mismo en los hogares, en la calle como en el trabajo, todo se relaciona con el cuidado del medio ambiente y todos debemos participar para seguir siendo el estado más verde del país.

Por fortuna en la actualidad las autoridades han adoptado un fuerte compromiso con el cuidado del medio ambiente. A este esfuerzo se ha sumado la sociedad yucateca, asociaciones civiles y fundaciones, organismos nacionales e internacionales, que empiezan a desarrollar prácticas para sumar al combate del cambio climático y mejorar la calidad de vida en Yucatán.

Un factor importante a destacar son las campañas de reforestación. Por un momento pareció que se olvidaba que no solo es crear desarrollos para vivir, sino que también hay que cuidar la naturaleza y particularmente los árboles.

Por todo ello vemos con mucho beneplácito que el gobierno del estado, a través de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, está realizando acciones como la siembra de 600,000 árboles en todo el estado, el manejo responsable de residuos sólidos, haciendo esfuerzos para la preservación del ecosistema costero.

Estas acciones están alineadas con los objetivos de desarrollo sostenible, incorporando todo ello con el enfoque que tiene la Agenda 2030 que busca mejorar el medio ambiente mundial y que en ello Yucatán tiene que hacer su parte.

Existen todavía amenazas con alta incidencia delictiva en contra del medio ambiente y es allí donde hay que actuar de manera rápida y oportuna para castigar a los depredadores del medio ambiente.

Todos los que vivimos aquí tenemos derecho a vivir en un medio ambiente sano. Pero todos los que vivimos aquí tenemos la obligación también de hacer que este derecho sea una realidad.— Mérida, Yucatán

mariomaldonadoe@gmail.com

@mariomaldonadoe

Asesor jurídico

Schwarzenegger dice que vicente Fox lo inspiró en política