in

El Islamismo, creencia interesante pero poco conocida

Foto: Megamedia

Punto de Vista… Religión

Rafael J. Ramos Vázquez (*)

Una de las religiones más fascinantes, controvertidas, misteriosas y menos comprendidas por los occidentales es el Islamismo. Es una creencia apasionante y, como todas, tiene principios, profeta y libro.

Islam significa “paz”. En sus inicios se le llamaba equivocadamente Mahometismo, pero realmente Mahoma no creó el dogma, fue autoría de Alá, aquél solo fue el profeta o portavoz. De la descendencia de Adán se llega a Ismael, quien emigró al desierto de Arabia, sus adeptos son los musulmanes; los de Isaac se quedaron en Palestina, fueron hebreos y se volvieron judíos.

Alá en árabe significa “El Dios”. Ya existía entre las tribus ismaelitas, como otras muchas deidades; sin embargo fue Mahoma quien hizo evidente su realidad, predicando que Alá era el único dios. De allá el grito arrebatador y apasionante del árabe: “No hay otro dios más que Alá”.

Esa divinidad es el creador de todo, determina el porvenir del hombre e inspira una devoción irrestricta hacia él. Para esa doctrina Alá es inmaterial e invisible, a eso se debe que al entrar a una mezquita no existan imágenes, sino solamente frases tomadas del Corán.

El Islamismo se reduce a someter la voluntad del creyente a la de Alá. En esa fe está prohibido robar, mentir, tomar alcohol y apostar, entre otras prácticas.

Un musulmán está unido espiritualmente a otro y todos conforman una hermandad. En cuanto a la mujer, se ha señalado que esa creencia la humilla y deshonra, es errado ese concepto si se considera que antes del Islam ellas eran objetos sin voluntad propia y los varones disponían de ellas. Actualmente las jóvenes tienen derechos equivalentes a los de los hombres. Otra característica controvertida es el uso del velo, el Corán dice solamente: “Profeta, di a tu esposa, hijas y mujeres que se cubran con el manto”. La forma como ocultan el rostro va de acuerdo con la región y cómo interpreten el concepto, no es por mandato.

Uno de los principios de esa religión que fortalece e identifica a los musulmanes se encuentra en la siguiente frase: “Tú nunca estás solo, Alá siempre está contigo”.

El Islamismo es una de las religiones que más adeptos está ganando, expandiéndose a muchos países que nunca consideraron esa posibilidad; en México ya se siente su influencia. Sin embargo, recordemos que más valen unas manos que ayudan que unas manos que rezan.

Abogado y empresario.rafaelramos@sji.com.mx

#Dices, iniciativa de la Coparmex para el diálogo

Chicxulub, sin agua potable