in

El polvo del Sahara sí es dañino

Debido a la llegada de la nube de polvo del Sahara

La nube tiene alta concentración de partículas nocivas

A pesar que el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) aseguró que la enorme nube de polvo proveniente del desierto del Sahara que llegó a la Península de Yucatán no representa riesgos para la población, un estudio reciente de la Universidad Autónoma de México (UNAM) afirma lo contrario.

De acuerdo con esa investigación, las evidencias documentales afirman que el polvo del desierto del Sahara que llegó a esta zona contiene partículas dañinas para la salud y concentraciones de elementos muy por encima de las permitidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Algunos de ellos podrían ser: aluminio, sílice, manganeso, titanio, cloro, zinc, níquel y azufre, así como bacterias, hongos y virus potencialmente peligrosos; que pueden causar enfermedades respiratorias, agravar a los que ya sufren de Covid-19 y, en casos extremos, padecimientos cerebrales y cardiovasculares.

Su origen

Como hemos informado, el Cenapred anunció la llegada del polvo del Sahara a la Península, que se trata de una masa de aire muy seca y cargada de cientos de millones de toneladas de arena que se levantan del desierto del Sahara sobre el aire en la primavera, en el verano y temprano en el otoño.

Esa masa se mueve hacia el Oceáno Atlántico, a una altura de entre tres y siete kilómetros, impulsada por los vientos alisios. Esto se repite cada año.

En uno de sus últimos comunicados referente al fenómeno, el Cenapred explicó que las cantidades de polvo del Sahara que ingresan al país no representan un peligro para la población y agregó que su efecto es más directo en la cantidad de nubosidad y lluvias.

Al respecto, Luis Vega Meléndez, egresado del Laboratorio de Calidad del Aire, del Centro de Investigación en Materiales Avanzados, señala que esa afirmación no puede hacerse de modo tan tajante porque hasta el momento no hay estudios que midan cuantitativamente el impacto del polvo africano en México.

El único estudio al respecto es “Partículas de polvo africano sobre el Caribe occidental, parte I: Impacto en la calidad del aire en la Península de Yucatán”, publicado apenas este mes.

Los autores de ese estudio son científicos del Centro de Ciencias de la Atmósfera, de la Facultad de Ciencias Químicas y del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México, así como investigadores de la Universidad Dalhousie, de Halifax, Nueva Escocia, Canadá. También colaboraron alumnos y profesores de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady).

La Unión Europea de Geociencias, la organización líder para la investigación en ciencias de la Tierra, planetarias y espaciales en Europa, publicó el estudio.

Las muestras

Los científicos realizaron dos campañas de recolección de muestras de partículas de polvo del Sahara, del 11 y el 31 de julio de 2017 y del 30 de junio al 17 de julio de 2018, en el observatorio atmosférico de Mérida y en otros puntos ubicados en Cancún y Belice.

Se trata del primer estudio exhaustivo sobre el tema que documenta este fenómeno, precisa Vega Meléndez.

Para medir el impacto del polvo del Sahara en Yucatán, los autores de la investigación usaron las partículas llamadas PM, que significa en inglés material particulado.

Éstas son una mezcla de partículas sólidas y gotas líquidas que están en el aire. Algunas de ellas son lo suficientemente grandes y oscuras como para verlas a simple vista. Otras son tan pequeñas que solo pueden detectarse mediante el uso de un microscopio electrónico.

Hay dos tamaños de estas partículas, las PM-10, que son partículas inhalables con un diámetro 10 micrómetros, y la PM-2.5, partículas inhalables finas que tienen diámetros de 2.5 micrómetros.

Para tener una idea de su tamaño, estas partículas serían 30 veces más pequeñas que el diámetro de un cabello humano.

La masa de las partículas se miden en microgramos por metro cúbicos (µg/m3), que equivale a la millonésima parte de un gramo.

Resultados

Los investigadores encontraron en Yucatán partículas PM-2.5 y PM-10 durante julio-agosto de 2017 y 2018, con altísimas concentraciones de elementos químicos. Los valores para las PM-2.5 fueron de 54 µg/m3 y para las PM-10, de 135 µg/m3.

“¿Por qué preocupan estos resultados?”, pregunta el entrevistado. “Simplemente porque la OMS sugiere que las partículas PM (con las que se mide la contaminación por partículas) no deben pasar los siguientes niveles: para PM-2.5, 25 µg/m3; y para PM-10, 50 µg/m3, de lo contrario se pone en grave riesgo a la salud de la población, pero los resultados del estudio muestran niveles de más del doble”.

En el caso de Yucatán, añade, estas partículas de 2017 y 2018 contenían elementos como fierro, aluminio, sílice, calcio, sodio, fósforo, magnesio, manganeso, titanio, cloro, zinc, potasio, cobre, níquel y azufre.

Además, se ha encontrado que las partículas de polvo africanas sirven como portadores de material biológico, es decir, bacterias, hongos, virus, y esporas, entre otros elementos.

Los autores del estudio concluyen que este tipo de partículas pueden ocasionar enfermedades del aparato respiratorio y empeorar la condición de los que padecen alergias y Covid-19, aunque hay evidencias de su participación en la aparición de enfermedades más graves.— Hernán Casares Cámara

Mala calidad de aire

De acuerdo con la Red Universitaria de Observatorios Atmosféricos “Sitio Mérida”, la calidad de aire analizada ayer desde el observatorio atmosférico de la Facultad de Química de la Uady fue mala.

Mediciones

Según dio a conocer en un boletín, la concentración de las partículas PM-2.5 fue de 90.5 µg/m3 cuando el límite promedio recomendado por la OMS es de 25 µg/m3; y para las PM-10, de 233.4 µg/m3, cuando el límite es 50 µg/m3.

Recomendaciones

El boletín recomienda a la sociedad mantener cerradas puertas y ventanas del hogar, procurar no realizar actividades al aire libre, utilizar cubrebocas, evitar el uso del automóvil en la medida de lo posible y no quemar carbón, madera, hojarasca y basura.

Vecinos construyen vivienda a adulto mayor en Oxkutzcab

Caen las ventas; no llegan al 50% de antes, dicen locatarios del mercado