in

El voto de conciencia

feminicida de tahdziú

Beatriz Avila Gómez (*)

Más allá del bien común, tan necesario como esencia vital al servicio de la política, creo que existe un bien superior en todo acto humano sustentado en la conciencia.

En dos ocasiones se ha votado a favor del matrimonio natural, eventos que deben ser valorados a la luz de la razón. Ha sido muy provechoso el participar no sólo como oyente sino también el hacerme visible en situaciones torales. Es interesante el protocolo en las sesiones, y observar las actitudes positivas y negativas de l@s diputad@s.

¿Me pregunto si la conciencia tiene color, partido, precio? La persona debe dar cuenta de sus actos según los juzga sinceramente por medio de su conciencia, porque ésta no es otra cosa que la razón práctica que juzga un acto concreto como bueno o malo y la obligación de seguir el acto de la conciencia como una de sus reglas principales: siempre obedecer una conciencia cierta y nunca actuar con una dudosa.

Agradezco y abrazo a l@s diput@das el respetar y actuar según su conciencia.— Mérida, Yucatán.

bettyagom@hotmail.com

Escritora

 

Justin y Hailey Bieber presumen fotos muy románticas de su boda