in

¿Es posible llegar a la verdad absoluta?

 

Uno, dos, tres… por la adultez

Antonio Alonzo Ruiz (*)

Me parece querido amigo —comentó Prudencia— que pocas son las ideas tan polémicas y debatidas, a lo largo de la historia del pensamiento humano, como el concepto de Verdad.

Grandes personajes —cuenta Prudencia— han defendido aguerridamente que la verdad es solo una idea o pensamiento, este grupo históricamente, es conocido como los racionalistas.

Otros defienden —con no menos garra— que la Verdad solo puedes descubrirla a través de la experiencia sensible. Estos otros, precisó, son los llamados empiristas.

Pero ambos grupos —racionalistas y empiristas— coinciden en una cosa, que no puedes llegar a conocer —y menos poseer— la Verdad absoluta.

¿Tú —querido amigo— qué piensas al respecto?

Bien, en cuanto a la posibilidad de llegar a la Verdad, existen también otras posturas.

Una de ellas, llamada “modernista”, considera que sí es posible llegar a la verdad, ya sea que la descubras por ti mismo o que te sea revelada por otro. Tal postura, asevera que la Verdad es incuestionable y debes creerla de manera dogmática, es decir, sin duda ni cuestionamiento alguno.

La otra en cambio —explica Prudencia— es escéptica, pues supone que la Verdad es inalcanzable, por lo que ninguna opción que tengas por verdad es válida o, por el contrario, que cualquier opción que te resulte conveniente puedes tomarla como verdad.

¿Qué hacer entonces —pregunté con cierta confusión— para encontrar la Verdad? Elevada pregunta amigo.

Sígueme y encontrarás respuesta, concluyó.

Psicólogo clínico, UVHM. Especialista en envejecimiento y manejo de Emociones, MATIA Instituto Gerontológico.Antonio Alonzoaalonzo@crehas.org

 

Declara por encubrimiento

La Profepa podría clausurar trabajos en el Tren Maya