in

Estudiar Veterinaria

Editorial

En el 50 aniversario de la Facultad de la Uady

Ernesto Molina Medina (*)

En septiembre de 1970, en las instalaciones que ocupara el Hospital del Niño, en la calle 35 entre 62 y 62 A, comenzó sus clases un grupo de alumnos interesados en el estudio de la Medicina Veterinaria y Zootecnia.

Es así como la Universidad de Yucatán, con el respaldo del gobierno del Estado, incorpora la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia a sus programas académicos.

Con esto se hicieron realidad las inquietudes ante autoridades estatales y universitarias de un grupo de Médicos Veterinarios Zootecnistas (MVZ), estudiantes, bachilleres e integrantes de la sociedad civil, relacionados con la actividad ganadera, de poder prepararse en los conocimientos de esta profesión.

El ejercer la profesión Veterinaria requiere los conocimientos de la Medicina, estudiando materias como Anatomía, Fisiología, Bacteriología, Patología y Farmacología, entre otras, considerando que son varias especies con Anatomías diferentes como aves, porcinos, rumiantes, equinos, peces, abejas, perros, gatos y animales de vida silvestre. Cada una tiene patologías específicas, lo que implica mayor dedicación y tiempo, complementándose con estudios de Genética, Nutrición y Zootecnia.

La Facultad requiere instalaciones apropiadas para la enseñanza de la Medicina, contando con laboratorios, quirófanos para pequeñas y grandes especies e infraestructura apropiada para el alojamiento y crianza de los animales, corrales para manejo de ganado y área de clínica y hospitalización para pequeñas especies durante la actividad académica.

Los MVZ, con una amplia formación, están en el frente de la producción y la salud de los rebaños ganaderos, porcinos y las poblaciones avícolas, criando a los animales, protegiendo o erradicando sus enfermedades, para lograr leche, huevo, carne, proteínas de origen animal, saludables, seguras, en cantidad suficiente.

La producción es con alta tecnología, controles sanitarios estrictos, comprometidos con la salud de los consumidores, supervisando desde los centros de crianza los procesos de sacrificio, industrialización y distribución, siendo así partícipes responsables en un Sistema Alimentario Global.

En 1924 se fundó la Organización Mundial de Sanidad Animal, estableciendo las inspecciones veterinarias en todos los alimentos, trabajando en evitar los contagios de los animales al hombre, lo que se conoce como zoonosis, con el reto actual de tener sistemas de producción amigables con el medio ambiente.

No menos importante es la labor de los MVZ de trabajar en las poblaciones teniendo una red de consultorios, hospitales y clínicas veterinarias, para atender a las mascotas, ofreciendo calidad de vida a los animales de compañía, ayudando a la sociedad a evitar el maltrato a los perros y gatos, procurando el estado de salud, una alimentación y un ambiente de bienestar y cariño.

Han pasado 50 años desde que nuestra Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia comenzó su andar. Sus egresados se encuentran aportando sus conocimientos a la sociedad, participando en el campo como en la ciudad, en la investigación como en la industria, en el desarrollo social como en la administración y en el sector educativo en la enseñanza Agropecuaria.

Cuantiosos recursos humanos y económicos se están destinando en el mundo, buscando la salud en la población, evitando las zoonosis y trabajando para alcanzar un Sistema Alimentario Global.

En la vida diaria, está la presencia de la Medicina Veterinaria y Zootecnia.— Mérida, Yucatán.

emolinam@fogysa.com.mx

Docente fundador de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Uady.

 

La profesión Veterinaria requiere los conocimientos de la Medicina, estudiando materias como Anatomía, Fisiología...

Imposible que el PIB crezca 4.6%, asegura el PRI

El Ayuntamiento hace precisiones sobre dos salarios