in

Fortalece tu conciencia

“Debes estar plenamente convencido

Uno, dos, tres… por la adultez

Antonio Alonzo Ruiz (*)

Al sacar la basura de tu casa interior, mi avisado aprendiz, tu yo interno queda frágil. Debes fortalecerlo, aseveró. Tu yo interior se robustece cuando alcanzas una autoconciencia libre y saludable de tu persona.

Dime el camino, querida Maestra, para llegar a la autoconciencia, pedí motivado.

Hay siete claves que necesitas convertirlas en vigorosas convicciones personales, contestó.

Por ahora, dijo, te enseñaré solo la primera.

Debes estar plenamente convencido, mi avisado aprendiz, de que eres una persona suficientemente buena —a pesar de tus defectos— y capaz —a pesar de tus limitaciones— para vivir con plena libertad interior.

Cuando logres que esta convicción se inscriba vigorosamente en tu diálogo interno, querido amigo, estarás en el dintel de tu plenitud, declaró.

Esta primera convicción, mi avisado amigo, te llevará a convencerte de que las personas, actividades o circunstancias humanas son tan imperfectas como lo eres tú, sin embargo, nada de esto será obstáculo para que vivas libre y plenamente.

En cambio, el deseo de perfección te esclaviza y limita. Suele dejar en el camino proyectos sin terminar. Ha destruido parejas, familias, amistades, proyectos y sueños, pues tal deseo crea expectativas inhumanas.

La autoconciencia, describe, está en conocer tus alcances y tus limitaciones y convivir con naturalidad con ambas realidades.

La autoconciencia saludable de tu persona aparece cuando te descubres tan humano para hacer el bien y lo haces y tan humano para hacer daño y lo corriges. Así de humano, demasiado humano diría yo.

Psicólogo clínico, UVHM. Manejo de Emociones y Envejecimiento. WhatsApp: 9993-46-62-06. @delosabuelos Antonio Alonzo

 

Leones sigue en la cima de la Sur tras su victoria

Cartón de Tony: Cuando la fortuna sonríe