in

Futuro incierto

Editorial

Héctor M. Becerra Gratacoz (*)

Los tiempos políticos se están adelantando, y cada quien intenta posicionarse según sus conveniencias y para nada beneficiar a la cautiva población rehén de resultados electorales.

¿Candidatos? De todos colores y sabores. La indiscutible: que el otrora superPRI está más que diezmado por renuncias, abandonos o deserciones de militantes desilusionados de intensa labor prolongada y ni en cuenta. Cierto que aún posee dos que tres nombres conocidos y a candidaturas.

Más actual ya no es garantía de triunfo; la ciudadanía está mejor informada y tampoco caerá con señuelos..., sólo realidades.

Al cargo para gobernador 2 que 3 ya están apuntándose. Lo que antaño fue garantía de triunfo, hoy son lastres. Citamos parentescos políticos de bien posicionados, serán catalogados como corrupción gandalla con el presupuesto, factible de ser señalado, impugnado o denostado. Así será que para contender por mencionada posición, los resultados estarán en hebreo.

Descendiendo en cargos y hacia la presidencia municipal capitalina, los apuntados a la pasarela hasta hoy, los nombres resultan inaudibles, y si como se dice el gobernador Carlos Miguel Aysa González (CMAG) está impedido para participar electoralmente por la misma gubernatura por estatutos y requisitos.

Ignorante como soy me pregunto: mismas disposiciones o requisitos son también aplicables al mismo abogado CMAG para competir por la presidencia municipal capitalina —¿en caso que así lo decidieran?—.

Va personal elucubración en hechos:

CMAG demostró acciones bien resueltas e infatigables, pese a la actual pandemia, su amor a Campeche y obras necesarias, que no de relumbrón, otorgando ayuda a los más necesitados en la geografía estatal —no sólo capitalina—, los auxilios han fluido, sin fechas ni horarios, hacia los desprotegidos.

Proporcional CMAG, ha superado en tiempos y hechos a su antecesor; maquinaria, vehículos recolectores de basura, caminos, “sacacosechas”, servicios públicos soslayados —hasta el pasado año—.

El presupuesto estatal inteligentemente distribuido, hablan de la continuidad idéntica, hasta el fin del mandato, que nos da la sensación de alegrías y pesares, ya que compromiso tal podría impedir al paliceño competir por la presidencia municipal capitalina (si hay aceptación).

El triunfo estaría seguro para el actual PRI, que hoy por hoy carece de material humano políticamente competitivo.

Es de asegurar que el paliceño como presidente municipal haría de la ciudad capital una urbe digna, sin problemas en ningún renglón urbano, vialidades transitables, mercado moderno, higiénico, transporte urbano a la altura capitalina, eminentemente turística.

En suma: un Campeche altamente turístico, competitivo y laboral, verdadero Patrimonio de la Humanidad. Lamentablemente sea un sueño onírico, pero ese es el Campeche que todos queremos!!!— San Francisco de Campeche.

enerho68@gmail.com

Escritor

Imposible que el PIB crezca 4.6%, asegura el PRI

El Ayuntamiento hace precisiones sobre dos salarios