in

Gaspar Silveira: Modestos al ataque

De todo y de nada

Estamos todos pendientes de qué hacen los Padres de San Diego, los jonrones que caen por todos lados en las Grandes Ligas y pocos han observado a un equipo grandioso que no hace ruido.

¡Ey, volteen hacia Tampa Bay! Vean a las Rayas.

No es un milagro lo que está pasando con el equipo que quizá sea el más menospreciado del béisbol. De poquito en poquito, con una nómina que daría risa si se compara con lo que gana, por ejemplo Gerrit Cole con los Yanquis, están haciendo una temporada heroica.

Tampa encabeza la División Este de la Liga Americana, una poderosa zona que han dominado los Yanquis y los Medias Rojas en los últimos veinte años. Generalmente, Rayas, Orioles de Baltimore y Azulejos de Toronto son meros espectadores de lo que pasa arriba.

Este año, no.

Las Rayas cerraron la jornada del sábado con una marca de 23-11, la mejor de toda la Liga Americana. Una revisión al programa de nóminas de las Grandes Ligas indica que el total de la nómina se paga en poco más de 27 millones. ¿Recuerdan cuánto gana Cole con los Yanquis? Más de 30 millones. Apenas nueve de sus peloteros ganan arriba de un millón, y los que más obtienen son el jardinero central Kevin Kriermaier, con un salario nominal de 10 millones, y Blake Snell, uno de los mejores brazos en este momento, con 7.6 millones.

Vea estas cifras: ocho triunfos y dos derrotas en sus últimos diez duelos, racha de cuatro éxitos y una diferencia de más 34 carreras entre anotadas (171) y recibidas (137). Les juegan bien a todos, especialmente a los grandes equipos.

Al paso que van, y con el bache pronunciado en el que cayeron los Yanquis, todo apunta a que pueden ser los punteros del Este cuando el reducido rol regular termine. Toronto ya comenzó a tomar el paso y va cerca de los Yanquis, segundos, pero falta ver cuánto aguanta el hospital en que está convertido el equipo del Bronx.

Así que, mire hacia el Este. Las Rayas están emocionando sin hacer ruido.

Así despidieron "Los Vengadores" a Chadwick Boseman

Cartón de Tony: Cachito de consejero