in , ,

Guillermo Fournier: En busca del tiempo perdido

Guillermo Fournier: En busca del tiempo perdido

Estoy convencido de que el tiempo es el recurso más valioso del que disponemos las personas. Se trata de un elemento tan complejo que al hablar de él es casi inevitable adentrarnos al plano filosófico.

Lo cierto es que la medición del tiempo es una ideación de los seres humanos con el propósito de llevar un seguimiento respecto de los sucesos que acontecen.

Por supuesto, el tiempo es abstracto y se requiere de un grado de conciencia elevado para asimilar su existencia. Por ello, ninguna otra especie más que la humana es capaz de comprender el contexto de la temporalidad; el raciocinio nos permite ver el pasado como aprendizaje y tener planes a futuro.

Sin embargo, en un mundo donde el dinamismo se encuentra a la orden del día, es fácil perder por ratos la noción del tiempo. Más aun, la apatía y el conformismo amenazan con convertirse en los grandes males de la generación contemporánea.

Un individuo sin aspiraciones ni deseos de trascender, carecerá de motivación para reflexionar sobre el pasado ni les dará demasiada importancia a los retos del futuro.

Lo anterior es un severo riesgo, ya que realizar un plan de vida es crucial para conseguir los objetivos personales trazados. La clave radica en planear a corto, mediano y largo plazo.

Sin duda, la administración del tiempo es una tarea complicada ante la diversidad de actividades que se nos presentan diariamente. No obstante, el contar con una agenda organizada es de suma utilidad para trabajar en busca de nuestras metas. Ubicarnos en tiempo y lugar nos ayuda a ser productivos y proactivos.

Hay que vivir el presente con intensidad, pero tomando como referencia el pasado, partiendo de la experiencia obtenida sobre el camino dejado atrás. Así mismo, vislumbremos el futuro como una oportunidad de crecimiento individual, siempre de la mano del optimismo y la esperanza.

Proyección, la meta de la XVII Copa Municipal de Fútbol en Mérida

Gigi Hadid pasea con bolsa hecha por reclusos mexicanos