in

Herminio José Piña Valladares: Vuelven misas presenciales

En Yucatán, al implementarse las disposiciones sanitarias por la pandemia del nuevo coronavirus, se acordó cerrar temporalmente los templos a partir del pasado 19 de marzo y en cada hogar se abrió con fe y esperanza una Iglesia “doméstica”, por lo que se multiplicaron las celebraciones eucarísticas a través de las redes sociales, la televisión y los medios de comunicación.

En muchas parroquias se transmiten las misas por los medios digitales y es necesario destacar las celebraciones diarias por el arzobispo Gustavo Rodríguez Vega y el obispo Pedro Sergio Mena Díaz, así como las trasmitidas los domingos desde la Basílica de la Virgen de Guadalupe en Ciudad de México y en varias catedrales e iglesias de nuestro país, y la del papa Francisco desde el Vaticano.

Al igual que el rezo del santo rosario, las horas santas, también se multiplicaron las conferencias de temas religiosos, pláticas, mesas redondas, reuniones de los grupos apostólicos y los retiros espirituales en los que tuve y la oportunidad de participar en varios de ellos.

Gracias a Dios este tiempo es un periodo diferente de fe y esperanza, confiados en Jesucristo el buen pastor, que sigue derramando bendiciones y nunca nos deja desamparados y percibimos en cada momento su mano a través de algunas personas como el personal de salud, sacerdotes y personas que desinteresadamente hacen el bien con actos de solidaridad al prójimo.

De acuerdo con las orientaciones litúrgicas para reanudar el culto religioso de la Conferencia del Episcopado Mexicano, de las normas sanitarias del gobierno del estado y el protocolo de la Arquidiócesis de Yucatán, a partir del hoy se reiniciaron las celebraciones religiosas.

En las parroquias, rectorías y capillas los sacerdotes cumplen con el protocolo sanitario y disposiciones litúrgicas en las misas, con el apoyo de un equipo de personas que ayudan a recibir a los feligreses, observando las indicaciones de la sana distancia social, que se utilice cubrebocas, el gel antibacterial y todas las medidas establecidas.

También los sacerdotes cumplen todos los protocolos al celebrar los sacramentos del bautismo, el matrimonio, la confesión y la unción de los enfermos.

Las disposiciones de dispensa del precepto dominical se mantiene valido para los fieles de la tercera edad y con algún padecimiento, por lo que se sugiere seguir las celebraciones eucarísticas por la televisión o las redes sociales para protegerlos y evitar que se contagien.

Al reiniciar las celebraciones eucarísticas dispongamos el corazón para asistir con un espíritu de devoción, oración y siguiendo con recogimiento y viviendo con fe todas y cada una de las partes de la misa.

Abogado y asesor jurídico Herminio José Piña Valladareshjpvdirector@hotmail.com

Critican a Kimberly Loaiza tras revelar colaboración con James Charles