in

Insensibilidad oficial

 

Absurdo pretexto que afecta a miles de niños

Miguel Pat Xuluc (*)

Una vez más, como en muchísimos años, levantamos la voz para expresar nuestro rechazo a la mentira oficial en torno al caso de las estancias infantiles.

Oficialmente se había informado que el 3% del total de dichas estancias habría tenido irregularidades y el 97% opera bajo los esquemas de supervisión oficiales de todos niveles, federal a través del ahora Bienestar y DIF nacional, estatal a cargo de Protección Civil, así como municipales al expedirse las respectivas licencias de funcionamiento.

Por estas razones resulta desmedidamente descomunal que el nuevo gobierno tomando ese 3% de irregularidades los maximice y lo tome como bandera política para desmantelar un programa que aniquilaría a una de las clases más desprotegidas que son las madres trabajadoras — erróneamente cree que “matará de hambre a las responsables— pero a las que les pega en su precaria situación es precisamente a los niños y niñas.

Indigna que generalice y afecte la honorabilidad de personas que han trabajado honradamente y con transparencia, y sorprende que no mencione y sancione a quienes sí cometieron esas irregularidades, es desproporcional e injusto el desprestigio oficial en aras de construir una gran mentira como pretexto.

Con la frente en alto muchas estancias han cerrado sobre todo aquí en Yucatán, y las demás luchando por los niños y niñas que quedarán sin el servicio también con la frente en alto, y estoy seguro que ninguna claudicará bajo la amenaza al sometimiento ideológico del nuevo gobierno, sobre todo si se toma en cuenta que podría haber revanchismos personales de los nuevos encargados de operar las políticas públicas.

Calidad moral

Ante el cúmulo de amenazas de los simpatizantes del “nuevo gobierno”, les recuerdo que tenemos la calidad moral de levantar la voz como ya lo hicimos físicamente en decenas de casos por años como haber descubierto y desmantelado el turismo electoral, protestas contra los hospitales inconclusos del interior del estado, protesta contra la militarización del país, las desapariciones de Ayotzinapa, protestas por los exámenes para despedir a profesores, gasolinazos, etc., etc.

Lo anterior en virtud de que cuando alguien levanta la voz la desmemoria de varios compañeros de “lucha” de antaño pretenden coartar nuestra libertad de expresión con el único argumento “que hay que apoyar la 4ª Transformación”, sin dar ningún otra razón

Celebramos que en este caso la Cámara de Senadores actuando en su papel de contrapeso envía un exhorto al presidente de la República a fin de reconsiderar su postura, posiblemente esa cámara le dio un valor a ese 97% de estancias que laboran bajo escrutinio oficial de los tres niveles de gobierno, será una prueba de fuego para el nuevo Ejecutivo federal si concilia por el bien común o un radical rechazo a otro poder que representa a la ciudadanía.— Valladolid, Yucatán

Representante de Despertar Cívico Ciudadano

 

Se quema empresa en el Periférico de Mérida

Cartón de Tony: La señora de los tentáculos