in

Invertir en CETES

Finanzas con Kookay

Marisol Cen Caamal (*)

En el artículo anterior hablábamos de la importancia de ahorrar en instrumentos que sean seguros y que paguen un rendimiento por encima de la inflación, y se mencionó como una buena opción a los CETES.

El gobierno federal, igual que las personas y empresas, necesita recursos financieros, y una manera de captarlos es colocando deuda entre los inversionistas. Uno de los instrumentos que coloca para obtener financiamiento son los CETES (Certificados de la Tesorería de la Federación).

Los CETES son el instrumento de deuda más antiguo del gobierno federal (surgieron en 1978) y hasta hace diez años, se colocaban primero entre inversionistas institucionales (Bancos, Casas de Bolsa, Fondos de Pensiones etc.), y éstos, una vez adquiridos, se los ofrecían a sus clientes a quienes les pagaban una tasa inferior a la tasa que habían obtenido.

El 26 de noviembre de 2010 surgió la plataforma www.cetesdirecto.com como resultado de un esfuerzo para fomentar y democratizar el ahorro y la inversión en México, permitiendo a personas físicas poder invertir en valores gubernamentales desde $100, sin comisiones y sin acudir a intermediarios financieros, logrando así acceder a tasas de interés competitivas en el mercado de dinero (Banxico, 2010).

Cuando se compra un CETE, lo que se está haciendo es prestar dinero al gobierno federal y, como en todo préstamo, el gobierno federal se compromete a reembolsar dicho préstamo y a pagar intereses.

Veamos algunos puntos relevantes sobre los CETES:

Valor nominal: un CETE tiene un valor nominal de $10. En la plataforma cetesdirecto, el mínimo de inversión es de $100. Con esa cantidad alcanzaría para comprar 10 CETES.

Plazo: los CETES son un instrumento de inversión a plazo fijo. Se puede optar por plazos de 28, 91 182 o 360 días, que son los más comunes. Eso significa que si se compra un CETE a 91 días, para obtener el rendimiento deseado habrá que esperar a que concluya el plazo pactado. Aunque existe la opción de venta anticipada, si se requieren los recursos.

Tasa: La tasa que pagan los CETES actualmente ronda el 4% anual. La tasa siempre está expresada de manera anual, por lo que, si se compra un CETE a 91 días, la tasa que se ve ofertada es anual, pero se recibirá la parte proporcional que corresponda al plazo de inversión. Otro aspecto importante de la tasa es que los CETES se comercializan a descuento (por debajo de su valor nominal). Cuando se adquiere uno de estos instrumentos, no se pagará $10 pesos al comprarlo, sino que los intereses que se ganarán se descuentan del valor nominal y ese es el precio al que se adquiere.

Si observamos la tabla de rendimiento, podremos ver que si se adquieren CETES a plazo de 3 meses (en realidad es a plazo de 91 días, pero se pone así para facilitar la información al público), se tendrían que adquirir a un precio de $9.89 y, al vencimiento, la cantidad que se recibiría serían los $10, que es el valor nominal del instrumento. Los $0.11 de diferencia entre el precio de adquisición y los $10 que se reciben al final, son el interés ganado que equivalen a una tasa de 4.02% anual. A estos rendimientos todavía hay que restarle la retención del ISR de .97%.

Una duda común es si los CETES son seguros. Puedo decirles que se trata de los instrumentos más seguros al alcance del inversionista. Se consideran incluso más seguros que una inversión bancaria. El Banco de México, que es una institución autónoma y que se encarga de la emisión de este instrumento, cuida su colocación y cumplimiento, que en ningún caso depende del gobierno en turno.

En la plataforma www.cetesdirecto.com, también se pueden encontrar otros instrumentos de deuda gubernamentales muy seguros y que pagan mejores rendimientos que las inversiones a plazo bancarias. Lamentablemente, hasta hoy, no se ha logrado que muchas personas conozcan y utilicen estos instrumentos. Una gran mayoría sigue poniendo sus ahorros en instrumentos bancarios con los que sus recursos van perdiendo poder adquisitivo año tras año.

Aclaro que los CETES no son un instrumento que le hará ganar grandes riquezas; pero si son muy seguros y una excelente manera de recibir rendimientos que al menos compensen el efecto de la inflación— Mérida, Yucatán.

Marisol.cen@kookayfinanzas.com

kookayasesoriafinanciera

Profesora Universidad Anáhuac Mayab

El Sondeo Megamedia: Ven inservible una medida

Vacunan contra el Covid-19 a gente foránea en Motul