in

Irresponsabilidad criminal en México

Ernesto Arévalo

¡Dañosos!

Ernesto Arévalo Galindo (*)

“Si todo el mundo se pone una mascarilla ahora mismo, la pandemia será controlada en las próximas ocho semanas”.— Robert. R. Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos

Las cifras de contagios y de muertes por el SARS-CoV2 son pavorosas, porque el gobierno de la República nada más informa sus “datos oficiales”. No están contempladas las “defunciones sospechosas” que pudieran superar a las de las “mentiras oficiales”. La sociedad está angustiada. ¡Desesperada! El “pueblo bueno y sabio”, fiel al control de las masas, obedece a su mandamás, Andrés Manuel López Obrador, ya que no acata las medidas de higiene como nuevos hábitos para una nueva normalidad. Para arrojar más leña al fuego, la violencia es el recurso de los ignorantes y los irresponsables, al momento de solicitarles utilizar el cubrebocas. Uno de los elementos básicos en estos tiempos en que la muerte está de fiesta. ¡Duele!

México está entre los cuatro países con más muertes en el mundo. Todos conocemos los “datos oficiales”. Desearía escribir la totalidad real de los contagios y de las muertes. Quizá transcurran años para conocer la brutal realidad, producto de la irresponsabilidad criminal.

En la “lista negra”, México está acompañado por Estados Unidos, Brasil e Inglaterra. Los gobiernos y las sociedades de las cuatro naciones tienen algo en común: ¡tuvieron tiempo para prepararse, después de las tragedias de Italia y España, entre otras regiones de Europa! No lo hicieron. Minimizaron la potencial amenaza. No escucharon a científicos y médicos, por mencionar algunos especialistas en la materia, sobre la peligrosidad del SARS-CoV2. Inclusive, Andrés Manuel López Obrador, Donald Trump, Jair Bolsonaro (que está infectado) y Boris Johnson (que estuvo infectado) no utilizaron el cubrebocas. Ejemplos para sus ciudadanos a pesar de establecer la “obligatoriedad”, generando enfrentamientos verbales y físicos. ¡Nefastos!

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) dio a conocer los estados que tardarán más en salir de la pandemia. Enumero los primeros cinco: Coahuila (el pico de la curva será el 16 de noviembre de 2020 y el fin de la epidemia será el 25 de septiembre de 2021). Baja California Sur (pico de la curva el 6 de octubre de 2020 / fin de la pandemia el 26 de agosto de 2021). Yucatán (pico de la curva el 10 de octubre de 2020 / fin de la pandemia el 14 de agosto de 2021). Nuevo León (pico de la curva el 11 de octubre de 2020 / fin de la pandemia el 29 de junio de 2021). Quintana Roo (pico de la curva el 24 de agosto de 2020 / fin de la pandemia el 31 de mayo de 2021). ¡Falta mucho! Faltan más contagios. Faltan más muertes.

No pasaba nada

Cuando Italia y España eran abatidos por el SARS-CoV2, el México surrealista festejaba que no pasaba nada, y que no pasaría nada. El 26 de abril: “Vamos bien, porque se ha podido domar la pandemia”. El 29 de abril: “Se aplastó la curva”. El 11 de mayo: “Se aplanó la famosa curva”. El 23 de mayo: “Ha sido muy eficaz el tratamiento que se le ha dado a esta pandemia”. El 2 de junio: “Se ha logrado controlar en México la pandemia”. El 9 de junio: “México está dando un ejemplo en el mundo, porque logramos aplanar esta curva”. El 12 de junio: “Ya vamos para abajo, en descenso”. El 15 de junio: “Ya hay una luz que indica que vamos a salir del túnel”. El 12 de julio: “La conclusión es que la epidemia va a la baja, está perdiendo intensidad”. El 13 de julio: “Va perdiendo fuerza la pandemia”. El 21 de julio… México superó a Italia y España. ¡México, México… ra ra rá!

Ver y escuchar a Andrés Manuel López Obrador, en la “mañanera”, y ver y escuchar a Hugo López-Gatell Ramírez, en la “vespertina-nocturna”, es constatar el crudo retrato de la corrupción y la impunidad en un México en plena decadencia por su cinismo, por su injusticia y por su pobreza.

Ejemplos de que existen dos maneras de ser feliz en este nuestro México surrealista amparado por la podredumbre de la política, cuyo virus denominado 4T ha sido más letal que el propio Covid-19: la primera es hacerse el zonzo y la segunda es serlo. ¡Tal para cual!

Si todo el mundo se pone una mascarilla ahora mismo, la pandemia será controlada en las próximas ocho semanas.

El médico neurólogo austriaco Sigmund Freud dijo que “es un buen ejercicio ser del todo sincero consigo mismo”. La frase es crucial para marcar la gran diferencia entre… ¡vivir o morir!

Tenemos que levantarnos para salvar a este México embrutecido por un régimen de gobierno absurdo e ilógico, porque la sinrazón está por encima de la razón para darle preferencia a la ocurrencia, al azar y a la rebeldía. Elementos incongruentes, con perspectivas vacías. La sociedad contra el “pueblo bueno y sabio”. El “pueblo bueno y sabio” contra la sociedad. Para la evocación del caos.

Esto no es una pesadilla. ¡Es la realidad!

Por la irresponsabilidad criminal.

¡Dañosos!— Cozumel Periodista

"Hanna" deja inundaciones en el norte de México (Vídeos)

Cartón de Tony: A la chamba