in

Jesús Retana Vivanco: En busca de los libros perdidos

El Estanque de los Cocodrilos: Historias cortas donde el estanque es la vida y los cocodrilos los protagonistas

Todo mundo me dice que tengo que hacer ejercicio. Que es bueno para mi salud. Pero nunca he escuchado a nadie que le diga a un deportista: Tienes que leerJosé Saramago

En busca de los libros perdidos.   Hay que tratar de encontrar aquellos libros que se nos perdieron en el tiempo, sin que esto parezca una recomendación de un listado de volúmenes a los que hay que pegarle el ojo, no, nada de eso, simplemente es un tema que apasiona a todos los que gustan de la lectura, y me incluyo en esa lista.

Te acuerdas cuando niño de aquella novela de Emilio Salgari que te encontraste por ahí; afanado en buscar unas historietas de los Súper Sabios, te topaste con un libro ya descolorido por el tiempo, aunque seguramente era una reimpresión de las que se vendían en los puestos de periódicos. Ese, que te llamó la atención por la portada con el titulo: “El Tesoro de los Incas”. Cómo disfrute de su lectura y las peripecias para localizar el dichoso tesoro.

La tristeza nos invade cuando vemos los datos de la encuestadora Parametría, la que nos dice que en México se leen tan solo 2.9 libros al año en promedio, en Alemania 12 libros y en España 7.5 libros al año.

Ocupamos el penúltimo lugar en lectura de libros de los 108 países reportados por la Unesco.

No es difícil entender este rezago cuando el sexenio pasado tuvimos a un secretario de Educación al que una niña de primaria le dijo después de una de sus aseveraciones, que no se decía “ler”, sino “leer”.

La televisión, los videojuegos, el internet, y otros entretenimientos nos ganaron la partida.

Hace unos días encontré un libro de una joven novelista española, Irene Vallejo, que nos sumerge en una fiesta literaria, como dijera Luis Alberto Cuenca. Se trata de un libro multi premiado que nos habla de la historia de los libros, una verdadera joya y una aventura plena en horas de investigación, que aparta a la escritora de la narrativa que la llevó a considerar  su novela “Un Amor”, como la mejor novela de  2020 y evoluciona en el ensayo haciendo un homenaje a la historia de los libros. ¡Imperdible!

Hay que repasar un par de libros que me quedaron pendientes y que ofrecen una faceta interesante de este maravilloso estado.

Juan Villoro  le hace un homenaje en una novela donde un joven cronista se enrola en un viaje a Yucatán, lugar de nacimiento de sus ancestros. En el estilo muy peculiar de Villoro, esta novela retrata a un Yucatán que jamás olvidaremos, con un título por demás extraño, “Las palmeras de la brisa rápida.”

 “México esclavizado”, una novela de Francisco Martín Moreno, con una visión del Yucatán en el auge del henequén. El hijo de un hacendado se va a estudiar a Oxford, desde donde sanciona la enfermiza visión de su familia por explotar a los mayas y enriquecerse con el trabajo esclavizante del cultivo henequenero. Paralelo a la parte novelesca, nos introduce en la cruda realidad de aquella época.

Busquemos en nuestros estantes aquellos libros que de repente olvidamos, démosles vida en cada vuelta de página. Muchas muertes se han gestado históricamente por la supervivencia de los libros, no los abandonemos, no perdamos ese hábito.— Mérida, Yucatán   Twitter@ydesdelabarrera


Otros textos del autor:

Esta vez no habrá casillas especiales en hospitales