in

Jesús Retana Vivanco: La meditación

El estanque de los cocodrilos: Historias cortas donde el estanque es la vida y los cocodrilos los protagonistas

La meditación.  Maharishi, gurú, creador de la Meditación Trascendental, inició un movimiento que puso de manifiesto el estado de conciencia.

La práctica de la meditación te acerca a un cambio importante en la forma de entender y afrontar la vida desde un mejor ángulo. Me costó trabajo aceptar tal argumento. Cuando me inicié en esto, lo hice solamente por curiosidad, comencé a ver como se abrían los caminos sorteando tropezones en mi carácter y en mi modo de entender los problemas.

Mi amigo Axel insistió hasta el cansancio en que tomara el curso de tres días para meditador en el Centro de Meditación Trascendental de Polanco. Me ayudaría a ordenar el complicado proceso en que se encontraba mi trabajo. Su hermana, maestra del Centro, me inició y así comencé esta práctica que tiene por objeto encaminarte hacia un estado de conciencia más feliz, como decía Maharishi:  El éxito en cualquier cosa, es a través de la felicidad.

La dedicación y el hábito me dieron la herramienta para afrontar mis debilidades, mi salud, y tantas y tantas  cosas que fueron moldeando el carácter. La meditación es tan simple y tan provechosa que ahí quedó, a pesar de los cambios naturales  que corren al parejo de la edad.

Conocerte a fondo y analizar las acciones de tu yo interno es una experiencia muy reconfortante que te ayuda a sobre llevar e inclusive solucionar los problemas de la vida diaria. El diálogo interno fluye en un yo relajante que permite sentir un alto grado de  felicidad y abundancia por el simple hecho de estar contigo mismo.

Hoy día, los psicólogos y los doctores recomiendan esta práctica que ayuda a disminuir el estrés del confinamiento  y procura la salud mental.

Un ejercicio simple con experiencias y resultados sorprendentes. El primer día del curso descubrí que mi compañera de meditación era Maribel Guardia, en ese entonces una ex miss Costa Rica, quizás enrolada por algo no tan material y superfluo como la popularidad.

John Lennon insistió en que los Beatles hicieran un viaje a la India para ver a Maharishi, ansiosos de buscar en sus entrañas algo más que la fama y el dinero, algo tan simple como ser felices y olvidarse de las intrigantes envidias que surgieron desde la formación del grupo, algo que los hiciera mejores seres humanos, Yo no sé si lo lograron, pero marcó un parteaguas en sus composiciones subsecuentes.

Me habían dicho que meditar te acercaba a conseguir más fácilmente las cosas simples y lo comprobé cuando en el estacionamiento de un centro comercial no encontaraba dónde estacionarme, comencé una práctica mental pidiendo encontrar un lugar, la mayoría de la veces me daba resultado.

La meditación no otorga poderes sobrenaturales, está hecha para conocerte a ti mismo. Simplemente cierra los ojos, piensa sin esfuerzo lo que se te venga en gana, relaja el cuerpo, si quieres, repites un mantra con los ojos cerrados, el que se te ocurra  (yo soy feliz).

Aún recuerdo la plática que dio Maharishi en México en 1977. Una gran experiencia que terminó con la frase: Debes aprender a tomar la vida no tan en serio, hay que reír. ¡Genial! — Mérida, Yucatán.  Twitter: @ydesdelabarrera

Te podría interesar: 2020 (texto de Jesús Retana Vivanco)

Exigen prohibir el ingreso de tomate de Campeche

El presidente Donald Trump visitará Texas el próximo martes para ver los trabajos de construcción del muro fronterizo con México (Foto de AP)

Polémicos bloqueos en la red