in

José Santiago Healy: Lanzan a doña Beatriz al ruedo

Editorial

Actitudes

En su permanente intento por concentrar el poder, el presidente Andrés Manuel López Obrador realizó en días pasados una jugada política de largo alcance que sorprendió a sus cercanos colaboradores y despertó enconadas críticas en un amplio sector de la población mexicana.

No señores, no nos referimos al “destape” en Bavispe, Sonora, del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, llevado al cabo al viejo estilo del PRI. Tampoco hablamos de la desaparición de 109 fideicomisos creados para apoyar diversas actividades en el país y que según López Obrador eran foco de corrupción y derroche.

Con esta acción el mandatario añadirá a su presupuesto 68 mil millones de pesos al año. Curiosamente no se tocaron dos importantes fideicomisos enfocados el primero a la administración de la Ley Aduanera y el segundo a la compra de equipo militar.

La jugada política mencionada se refiere al lanzamiento oficial de Beatriz Gutiérrez Müller, esposa de López Obrador, como la nueva y cercana colaboradora de su gobierno. Aún no sabemos a ciencia cierta bajo que esquema operará la señora Gutiérrez, quien no gusta ser llamada Primera Dama y quien tampoco ocupa hasta el momento un cargo oficial.

Fue el propio López Obrador quien hace una semana reveló a través de las redes sociales que su esposa Beatriz Gutiérrez visitó en su representación a varios jefes de estado en Europa para conseguir códices, piezas y objetos arqueológicos e históricos de México con el propósito de ser exhibidos el próximo año cuando se celebren 200 años de la Consumación de la Independencia. Pero el primer mandatario, como había sido su costumbre, no mencionó el costo del viaje y si doña Beatriz viajó en avión comercial u oficial, tampoco habló de su comitiva.

La sorpresa fue mayúscula al interior de su gobierno porque una gestión de esa naturaleza la habría realizado sin ningún contratiempo el canciller Marcelo Ebrard e incluso los embajadores de México lo que además habría significado un ahorro sustantivo para el erario.

Al paso de los días se conocieron más detalles del periplo que incluyeron encuentros con los presidentes de Francia e Italia, además de una reunión con el papa Francisco en su despacho de El Vaticano. Ahí la señora Gutiérrez entregó al Sumo Pontífice una carta de López Obrador donde le pide varios códices para ser exhibidos en México en el 2021y le insiste en expresar una disculpa pública por parte de la Iglesia Católica, la Monarquía Española y el Estado Mexicano “a los pueblos originarios que padecieron las más oprobiosas barbaries para saquear sus bienes y tierras, y someterlos, desde la Conquista de 1521 hasta el pasado reciente”.

¿Con qué autoridad el Presidente mexicano se atreve a solicitar una disculpa pública al Papa?

La esposa de Andrés Manuel recibió además la encomienda de gestionar la devolución a México del supuesto penacho de Moctezuma que se exhibe en el museo de Etnología, en Viena, Austria.

El inminente ingreso de doña Beatriz a la actividad pública levantó una nube de críticas, quizás porque hacen recordar el protagonismo de primeras damas que terminaron por dañar la imagen de México y del presidencialismo. Carmen Romano de López Portillo y Martha Sahagún de Fox son dos ejemplos palpables de lo que no deben hacer las esposas de los primeros mandatarios.

Pero la pregunta está en el aire: ¿se formalizará algún cargo para doña Beatriz con el fin de que pueda moverse con legitimidad en asuntos del gobierno federal? El puesto de embajadora plenipotenciaria puede ser una opción o bien AMLO podría salir con una ocurrencia más y designarla vicepresidenta para que no haya dudas de su autoridad al interior de la 4T.

Noticias, noticias…

La sentencia de 31 años de cárcel dictada a Mónica García Villegas, directora del Colegio Rébsamen, donde murieron 19 niños y siete adultos en el sismo de septiembre del 2017, hace pensar que la justicia opera mejor en México, sin embargo ¿dónde están las autoridades capitalinas que permitieron que el plantel no cumpliera los reglamentos de construcción?... Ana Gabriela Guevara es virtual candidata a la gubernatura de Sonora por el Partido del Trabajo, su salida negociada de la Conade hace pensar que le quitará votos al PAN y al PRI para dejar el camino libre a Morena, aunque también podría unirse a la candidatura de Alfonso Durazo y buscar luego una diputación federal que buena falta le hace.— Hermosillo, Sonora.

jhealy1957@gmail.com

Periodista

 

 

Policía en corto

Inminente muerte de reses