in ,

La mejor época del año

Rincón del maloso

Moisés Cituk Hernández (*)

Estimados lectores, por fin arrancó la mejor época del año. Y no solo se trata de celebrar el regreso de la NFL a nuestras vidas, sino también la llegada de las fiestas patrias y —para aquellos que disfrutamos de un sinnúmero de deportes— los playoffs de la Liga Mexicana y las Grandes Ligas.

Para la postemporada de las Mayores faltan algunos días, pero la conclusión es la misma: no falta mucho para que en nuestra TeVe podamos sintonizar fútbol americano, béisbol de gran nivel y, también muy pronto, la NBA. Mi época favorita de cada calendario, sin duda.

Ya entrando en materia de la disciplina de los cascos y las tacleadas, la semana 1 nos dejó muchas cosas para destacar, pero lo más llamativo que arrojó la inauguración de la campaña tal vez sea un común denominador de los últimos años en la NFL: el rival a vencer se llama Patriotas de Nueva Inglaterra.

Los monarcas reinantes del Super Bowl les pasaron por encima a los Acereros de Pittsburgh, en horario estelar y ante millones de televidentes alrededor del mundo.

Tom Brady, a sus 42 años de edad, lució entero. La defensiva de Bill Belichick no le permitió nada a la ofensiva del “Big Ben” y compañía, y eso que no estuvo activo el impresentable Antonio Brown, persona non grata en el seno de la “Raider Nation”.

Así que todo parece indicar que este año la pregunta volverá a ser la misma: ¿Quién bajará del pedestal a los poderosos Patriotas?

La final del Sur, Leones Vs Diablos, arranca en el infierno

Cartón de Tony: De fajas a fajas