in

La moral ilumina en tus decisiones

Foto: Megamedia

 

Uno, dos, tres… por la adultez

Antonio Alonzo Ruiz (*)

Caminando por la vida encontré una puerta estrecha con un gran letrero que decía: “Estás a punto de entrar a la tierra del siempre acertarás”. La atravesé, vi a un personaje envuelto de gran solemnidad y que, a decir verdad, me inspiró más rechazo que atracción.

Debo reconocer que me impulsaba la curiosidad de saber por qué este personaje era seguido por tan grande multitud si, de entrada, según yo, inspiraba sentimiento de rechazo.

Este personaje envolvía a esa gran multitud con saetas en forma de rayos de luz, que giraban a su alrededor.

De pronto, una de esas saetas que irradiaba una gran luz se me acercó con notable prontitud y, para mi extrañeza, me habló por mi nombre y con gran afabilidad me dijo, “bienvenido Antonio, me llamo Prudencia. Te conozco desde que tuviste que tomar tu primera decisión. Aunque debo decirte que no me permitiste ayudarte mucho”. Más que responder al reproche y pasmado por la presencia de ese gran personaje pregunté: “¿Quién es esa señora?”

¿Ella? Su nombre es Moral, me dijo con llaneza. Es nuestra gran lideresa. Ella guía a toda esta multitud y a través de nosotras —las virtudes— envuelve e ilumina su pensamiento y sus creencias para que tomen mejores decisiones y tengan así, mejores comportamientos”.

Muchas más fueron las preguntas que le hice a Prudencia, y más interesantes aún fueron sus respuestas, de las que seguiremos platicando más adelante.

Psicólogo clínico, UVHM. Especialista en envejecimiento y manejo de Emociones, MATIA Instituto Gerontológico.Antonio Alonzoaalonzo@crehas.org

 

Tres detenciones deja operativo en agencia

Será San Miguel de Allende capital cultural en 2019