in

La Moral y la Virtud vencen los vicios

Foto: Megamedia

 

Uno, dos, tres… por la adultez

Antonio Alonzo Ruiz (*)

Seguí caminando con Prudencia por la tierra del “siempre acertarás” y centré mi vista en aquella gran multitud que seguía a la Moral.

Llamaron ahora mi atención algunos personajes que resaltaban de entre la multitud por sus resplandecientes vestimentas.

¿Quiénes son esos notables personajes?, pregunté. Son –contestó Prudencia— de las inteligencias más iluminadas que ha habido en la historia del pensamiento humano. Podría decir —sin temor a equivocarme— que son los descubridores y valientes defensores de nuestra gran líder, la Moral.

Mira, quien va a la cabeza del grupo es el gran Sócrates —maestro de Platón y Aristóteles— quien, por primera vez describe con claridad lo que es la Moral.

¿Y cómo la describe? Pregunté. Para Sócrates, la Moral es el conjunto de normas naturales, estables y universales que te llevan a dominar el vicio con la virtud.

Así mismo, afirma que para la persona que es virtuosa “hacer el bien” se convierte en ley, mientras que la persona que es viciosa no tiene más ley que el deleite puramente sensible, el cual no es para nada malo ni denigrante, sino del todo insuficiente para alcanzar el fin último de la persona humana que es, según el mismo Sócrates, la felicidad plena.

Discreta como acostumbra ser, Prudencia hizo un profundo silencio como para darme espacio y tiempo para que reflexione cada una de sus palabras.

Psicólogo clínico, UVHM. Especialista en envejecimiento y manejo de Emociones, MATIA Instituto Gerontológico.Antonio Alonzoaalonzo@crehas.org

 

“Luna de miel” se alargará

Armando Navarrete confía en que Venados saldrá del bache