in

La obesidad, el factor que lleva a la muerte

Foto: Megamedia

Salud y Vida

Yeusví Maley Flores Cazola(*)

Con más de 100 días de confinamiento, una de las preocupaciones que más aqueja al mundo entero son los kilos ganados durante el distanciamiento social. Y es que la reorganización de nuestras actividades, aunada a la ansiedad generada por la pandemia del virus SARS-CoV-2, han resultado ser la mancuerna perfecta para la ganancia de peso.

Muchas personas externan su apatía al establecer rutinas de ejercicio en casa, puesto que el acudir a un establecimiento destinado a dicho fin, provee de un espacio de esparcimiento y de interacción social, añadiendo esos factores motivacionales de los que ahora se carecen.

En riesgo

Contrario al panorama anterior, hoy se escucha en todos los espacios informativos, cómo es precisamente el sobrepeso uno de los factores determinantes para la evolución clínica del paciente con coronavirus.

En un reciente artículo publicado en la revista “The Lancet”, con autoría del Dr. David Kass, se deja en claro que presentar un índice de masa corporal superior a 35 en pacientes con Covid-19 es equivalente a ser una persona de más de 60 años. En palabras del médico “La obesidad podría transformar la enfermedad Covid-19 en un caso grave en pacientes jóvenes”. El índice de masa corporal es un parámetro que se calcula dividiendo los kilogramos de peso por el cuadrado de la estatura en metros (IMC = peso [kg]/ estatura [m2]).

Es entonces cuando entendemos la importancia de mantener nuestro peso corporal en plena pandemia; aunque siendo estrictos debería ser un objetivo primordial, sin la necesidad de que una enfermedad emergente lo elevara a un nivel superlativo.

Afectaciones

El incremento de peso corporal ejerce mayor presión sobre los vasos sanguíneos y como consecuencia aumenta la presión arterial, que a su vez causa un esfuerzo extra sobre el corazón que como resultado; incrementa su volumen para poder cumplir con dicha demanda.

El sistema musculoesquelético sufre cambios paulatinos en la postura para poder equilibrar el sobrepeso que e manera característica se acumula en la zona abdominal, provocando contracturas, desviaciones posturales y dolores de articulaciones.

Este mismo exceso de peso provoca una compresión sobre los órganos abdominales y directamente sobre el diafragma, impidiendo el adecuado movimiento del mismo, siendo precisamente esta presión la que incrementa el riesgo de morir de los pacientes que adquieren coronavirus.

Es momento de entender que esta pandemia también nos hace reflexionar. Nos exige visualizar, si bien de una manera cruda; la poca prioridad que brindamos a nuestra salud, la cual, no nos exige en demasía.

Si valoramos todo lo que nuestro cuerpo hace, respirando más de 21 mil veces al día, filtrando más de 8,000 litros de aire, latiendo más de 100 mil veces al día y soportando una carga promedio de 75 kilos; que nos pida dedicarle 30 minutos diarios para mejorar sus condiciones, resulta un pago excesivamente económico por todo aquello de lo que nos hará disfrutar, siempre y cuando se encuentra en óptimas condiciones.

Facebook, YouTube, Instagram y Twitter @DraYeusviFlores; Página web www.drayeus.com drayeusviflores@gmail.com

 

Otros 51 contagios y cuatro muertes más en Campeche por Covid-19