in ,

Lejos del final

 

Foto: AP

Rincón del Maloso

Moisés Cituk Hernández (*)

Los Patriotas están en el hoyo —algo que ha ocurrido en contadas ocasiones durante las últimas 17 temporadas—, y el resto de la NFL parece estarlo disfrutando mucho.

Con la derrota en Detroit, Nueva Inglaterra ha perdido por 10 puntos o más en semanas consecutivas por primera vez desde 2002.

No es el fin del mundo, ni siquiera el fin de la era Brady-Belichick. Al menos en mi opinión, porque decenas de “especialistas” en el tema aseguran que ya comenzó el declive de la franquicia más ganadora de las últimas dos décadas. Pero lo mismo dijeron en 2014, cuando un aparatoso descalabro frente a los Jefes dejó a los “Pats” con marca de 2-2.

¿Qué ocurrió después? Ganaron 10 de los siguientes 12 y arrasaron en los playoffs hasta imponerse en el Super Bowl XLIX. En 2003 arrancaron 2-2… y luego hilvanaron 15 victorias; la última, en el Super Bowl XXXVIII.

¿La moraleja? Nunca apostar contra Tom Brady y Belichick, quien es un maestro en hacer ajustes sobre la marcha. Sí, se trata de uno de los planteles de Nueva Inglaterra más endebles de la época reciente, es cierto. También lo es que un revés ante Miami, líder de la División Este por dos juegos de ventaja, complicaría muchísimo su panorama en la Conferencia Americana.

Nada dura para siempre, Brady ya tiene 41 años de edad, Belichick amagó con dejar el equipo en la temporada muerta… sí. Pero con estos Patriotas, nunca se sabe. Rob Gronkowski está sano, pronto regresa Julian Edelman, en tanto que Josh Gordon podría debutar esta misma semana.

Muertos los Vaqueros o mis Raiders, pero no este equipo. Todavía no.

@MoisesCituk

 

La Corte Suprema de la India dictamina que el adulterio no es un delito

De todas sus confianzas