in , ,

Lo que nos une, el idioma español

La identidad de una cultura se construye con el paso del tiempo, cuando se van consolidando hábitos o costumbres afines a una comunidad en desarrollo latente. Son muchos los elementos que suman en este proceso de cohesión necesaria. Somos seres sociales y el sentirnos parte de un colectivo nos sirve como una plataforma de crecimiento individual.

La comunidad requiere del individuo para su integración y el sujeto procura la asociación grupal para reconocer su propio yo.

Uno de los elementos de mayor peso en la formación de la identidad de los pueblos es el idioma. En este sentido, el español es una de las lenguas más extendidas en el mundo, con una historia extraordinaria.

En la actualidad, el español es hablado prácticamente, en los cinco continentes, ya sea como el idioma oficial en ciertos países, o bien, como resultado del elevado número de hispanohablantes que radican en el extranjero.

Ahí tenemos el ejemplo de Guinea Ecuatorial en África, donde la mayor parte de la población habla español, o de Filipinas, donde el uso del castellano es amplio.

Con más de 125 millones de habitantes, México es el país donde más se habla este idioma en el mundo. El segundo puesto lo ocupa Estados Unidos, gracias al enorme flujo de migración latina hacia su territorio.

Así, por supuesto hay una influencia notable de la mexicanidad en la lengua. En general, el español se encuentra en constante cambio debido a la natural interacción con diversas culturas en diferentes contextos a nivel global.

Esta evolución es la que mantiene viva al idioma.

Ciertamente, puede distinguirse entre el español que se habla en Argentina, México o Andalucía. Sin embargo, este elemento en común debe ser una oportunidad para generar un ambiente de hermandad entre los muchos países que comparten esta lengua.

Ningún idioma puede sobrevivir si no es cultivado por sus parlantes. Preservemos la esencia de nuestra lengua que ha sido enaltecida por legendarios poetas y admirables literatos a través de los siglos.

El privilegio de hablar español debe ser un estandarte que sirva como un pretexto más para valorar lo que nos une.

playón poniente de Progreso

El playón poniente va por el trono turístico de Progreso

Fábrica de procesadores ARM suspende negocios con Huawei