in

Los vinos premiados de Yucatán

Foto: Megamedia

José Carlos Palacios (*)

Hola, qué tal, mis queridos lectores. Hoy estamos de manteles largos, ya que, en el mundo vitivinícola acaba de finalizar una edición más del Concurso Mundial de Bruselas, esta vez se realizó en la ciudad de Aigle, Suiza, con la participación de más de 9,150 etiquetas de vinos de todo el mundo y 350 jueces de distintas partes del planeta.

Esta competencia es el “Grand Slam” de los vinos y es allí donde los ojos del mundo vinícola se posan para ese magno evento.

La verdad es un espectáculo ver cuántas miles de etiquetas de vinos, sabores, variedades de uvas y países hay en torno al mundo vinícola. Lo mejor es que este año México se subió al top ten de los premios, pues de un total de 46 países participantes, recibió buena cantidad de medallas: 2 de gran oro (la máxima distinción), 12 de oro y 25 de plata, muestra de que si se hacen las cosas bien, mejor nos va a ir.

El presidente del Concours Mondial de Bruxelles, Baudoin Havaux, dijo que “el vino mexicano es una realidad internacional”. Los vinos de México cada vez son más solicitados por el público mundial.

Una mención aparte merece un vino hecho en la vinícola El Cielo llamado “Caipirinha”, que recibió el premio “vino tinto revelación mundial 2019” por su excelencia, un logro digno para un vino mexicano por primera vez en la historia de los concursos.

De Yucatán

Ahora, si nos trasladamos al ámbito local, en Yucatán tenemos dos vinos ganadores con la medalla de plata en este concurso: Rosas & Xocolate 2015, un vino tinto de excelente blend, hecho por la citada vinícola y que es el vino de la casa, que se sirve en el hotel del mismo nombre a sus huéspedes y en el restaurante.

Además, una gran revelación fue el vino tinto Mi Viejo Molino 2016, un acierto de la cadena de restaurantes homónima. Ambos salieron este año para revolucionar el mercado de vinos personalizados: con etiqueta propia y un concepto novedoso, el de wine tasting, donde se puede disfrutar de un buen vino a bajo costo y comer especialidades.

Las dos etiquetas son mezcla de uvas, predomina el Cabernet sauvignon, un gran acierto de la vinícola El Cielo de Valle de Guadalupe, en Baja California; dos buenas opciones de vinos que vale la pena buscar y probar en sus respectivos centros de consumo.

Además de los vinos mencionados, la vinícola se alzó con 10 premios de los 39 antes citados, siendo ésta la mayor cantidad de preseas obtenidas en un concurso de talla internacional.

En pocas palabras, hay que apoyar al vino mexicano y a los empresarios yucatecos que están apostando para que el consumo de esta bebida sea cada vez mayor, también con la idea de que nuestro consumo per cápita vaya creciendo cada vez más. Y para festejar, qué tal si aprovechamos este sábado en la Noche Blanca para degustar esos flamantes vinos ganadores y luego me cuentan como les fue. Hasta aquí me despido, espero que este artículo haya sido de su agrado, hasta la próxima semana.

Sommelier. maestrodevinos@hotmail.comsomm jose carlos palacios @maestrodevinos

 

Yucatán vence a Oaxaca y llega a cuatro al hilo

El Cartón de Tony: Juego de trenes