in

México y los aires de la Independencia

Editorial

La pandemia y otros males que aquejan al país

MARÍA ISABEL CÁCERES MENÉNDEZ (*)

Septiembre nos envuelve con la magia mexicana anual. ¿Por qué somos más patriotas en septiembre? Porque gritamos y mandamos mensajes, canciones y jarabes tapatíos, jaranas yucatecas y las bellezas de México entero?

¿Por qué septiembre no se nos queda para siempre en el corazón y profesamos a México el auténtico amor que merece por ser la Patria que nos vio nacer?

La patria de nuestros ancestros, la patria de nuestros padres, nuestra Patria, la de nuestros hijos, nuestros nietos y bisnietos.

Envueltos en una amenazante pandemia que tiene al mundo en jaque y a México, Centroamérica, Sudamérica y Europa de rodillas, afrontamos una nueva visión del orbe. Un mundo que quizá nos haya sido ancho y ajeno pero que hoy se nos presenta con toda su crudeza. Y nos confronta y enfrenta.

Y antes de que la marea termine de bajar vamos viendo salir entre las oscuras aguas de la corrupción y los malos manejos de la pandemia por el gobierno personas que se aprovechan de la enfermedad y del mal ajeno.

Los miramos día a día, lo sabemos, la prensa no cesa de informar los malos manejos, los compadrazgos de corruptelas….las infamias hospitalarias, el maltrato a familiares y enfermos en los hospitales públicos. El maltrato a enfermeros y personal médico.

Nos persiguen dos siglos de contraste, esperanza y decepción. Tanto desacuerdo y desigualdad no encuentran aún el cauce correcto para enderezarse. Nuestra identidad propia aún se debate entre el ser y el parecer.

Lo único cierto

México parece fraguado a golpe de leyendas. Lo único cierto es la inigualable riqueza y extrema belleza de este cuerno de la abundancia que es nuestro país. Que sobrevive en medio de traiciones, puñaladas traperas, vicios y carencias. Desigualdades e injusticias. Como si todo este variopinto y nefasto conjunto se actualizara constantemente.

Sojuzgados por el empecinado vecino del norte con el que compartimos 3,200 kms de frontera, nos debatimos todavía entre el odio y el amor a la Conquista en pleno siglo XXI.

Mestizos somos y aún así seguimos en actitud de afrenta, dejando de lado la riqueza cultural aportada y mezclada hermosamente con la nuestra aunque haya sido a golpe de sangre, espada y mosquete como han sido todas las Conquistas. Inútiles y destructivas actualizaciones de historias que fueron, que son pasado e historia y ya no se pueden cambiar.

Nuestro mestizaje ha producido un fruto extraordinario en belleza y cultura, que hoy simboliza el espíritu mexicano en el mundo entero.

México es magia y misterio, belleza y tradición, hermosura y abundancia extraordinaria en paisajes y tierras, en pueblos mágicos y comidas Patrimonio Nacional.

Patrimonio de la Humanidad en varios ramos, nueva maravilla del mundo en Chichén Itzá, y para los que en verdad lo amamos, patrimonio personal defendido, admirado y orgullosamente celebrado.

Seguimos sanando heridas, cierto, pero seguimos avanzando, lo cual no es menos cierto. A pesar de todo y a pesar de todos los que rigen nuestros destinos sin amar verdaderamente a su Patria Mexicana.

¿Lograremos unificar la belleza de esta amada tierra y desatar los nudos que estorban, dividen y hieren directo al corazón de esta mexicanidad que duele y lastima cuando la vemos dividida y saqueada?

¡Cuántas cadenas de violencia e ignorancia nos atan y continúan ennegreciendo los colores patrios! Machismo, miseria de generaciones, inveterada criminalidad y corrupción, narcotrafico, justicia envenenada por la mezcla del poder y el dinero. Podridos ambos. Educación poblada de ignorancia, mediocridad, descuido e intereses inconfesables.

¿Cuándo estos Aires de Independencia con celebraciones pasajeras darán paso a la realidad cotidiana de un México verdaderamente independiente, estable, apegado a Derecho, progresista y avanzado, con ahora sí, Aires de Democracia, Justicia y Libertad?

Me lo pregunto y no tengo respuesta que dar. Y me invade una tristeza profunda... No lo puedo evitar....— Mérida, Yucatán.

maica482003@yahoo.com.mx

Abogada y escritora

Rapero mexicano se coloca cadenas de oro como cabello

Rapero mexicano se implanta cadenas de oro como cabello (fotos)

Homilía XXIV Domingo del Tiempo Ordinario